Motor

Porsche da la espalda a la conducción autónoma: sus coches tendrán siempre conductor

Ha sido la primera marca en declarar la guerra a la conducción autónoma, una tecnología que asegura nunca llegará a sus coches que seguirán siendo desarrollados para ser disfrutados a sus mandos.

Porsche no cree en la conducción autónoma, aunque sí utilizará sistemas avanzados de asistencia a la conducción.
Porsche no cree en la conducción autónoma, aunque sí utilizará sistemas avanzados de asistencia a la conducción.

En pleno debate sobre la conducción autónoma con los enormes escollos que deberá superar para que llegue a ser una realidad en un futuro lejano, no todos los fabricantes apoyan esta tecnología que pretende dejar en manos de ordenadores la gobernabilidad de un turismo. Y la primera en pronunciarse abiertamente en contra ha sido Porsche, marca que asegura que el futuro de sus modelos no pasa por la conducción automatizada.

Así lo ha señalado su consejero delegado, Oliver Blume, quien ha asegurado que "el Porsche del futuro seguirá teniendo un volante y será conducido por un conductor", en referencia a una irrupción futura del vehículo autónomo.  Lo ha dicho con motivo del Encuentro del Sector de Automoción, organizado por la escuela de negocios IESE en Barcelona, donde los principales agentes del sector han debatido la situación actual del mercado y el futuro del automóvil.

Blume ha descartado así la posibilidad de que los deportivos de Porsche integren la conducción 100% autónoma, pero ha confirmado que sí que integrarán asistentes de conducción y aplicaciones de inteligencia artificial al servicio de los conductores. De hecho, la compañía con sede en Stuttgart (Alemania) puso en marcha hace unos años un plan estratégico para 2025 centrado, entre otros aspectos, en la digitalización de sus automóviles y la interfaz hombre-máquina a través de diversos experimentos.

Autónomo no, eléctrico sí

En lo que se refiere a la movilidad eléctrica, la punta de lanza del fabricante alemán será el Taycan, el primer deportivo eléctrico de Porsche anunciado en septiembre, que contará con una autonomía de hasta 412 kilómetros y será capaz de pasar de 0 a 100 en 2,8 segundos.

Porsche seguirá adelante con su gama de híbridos enchufables, pero según ha apuntado su consejero delegado, el sector debería ser receptivo con otros combustibles alternativos

"Hay un enorme potencial en el desarrollo de la movilidad eléctrica", ha subrayado Oliver Blume, quien ha advertido sin embargo de que lo más importante que tendrá en cuenta el comprador de un coche eléctrico será su tiempo de recarga.

En paralelo, Porsche seguirá adelante con su gama de híbridos enchufables, pero según ha apuntado su consejero delegado, el sector debería ser receptivo con otros combustibles alternativos para el transporte como el hidrógeno y los carburantes sintéticos.

Sobre los combustibles sintéticos, Blume ha reconocido que en la la actualidad el proceso químico para producirlos sigue siendo "excesivamente caro", hasta seis veces respecto a los tradicionales, aunque ha augurado que este escenario cambiará en el futuro.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba