Noticias de Banco Popular

Popular contabilizó mal más de 100.000 hipotecas antes de la ampliación de 2012

El Banco de España detectó en 2011 que la información de los activos que respaldaban miles de hipotecas de Banco Popular era deficiente

Oficina de Banco Popular
Oficina de Banco Popular EFE

El registro hipotecario de Banco Popular contaba con múltiples deficiencias en 2011. Así lo detectó el Banco de España en una inspección acometida en octubre de ese año, en la que advirtió de que la entidad tenía mal contabilizadas más de 100.000 hipotecas.

El aspecto de la cartera hipotecaria de Popular que presentaba mayores irregularidades era el referido a la información acerca de los inmuebles que respaldaban estas hipotecas, pues en numerosas ocasiones, no estaban correctamente clasificados o aparecían duplicados en los registros del banco, según documentación a la que ha tenido acceso Vozpópuli.

En concreto, la inspección del supervisor, entonces gobernado por Miguel Ángel Fernández Ordoñez, puso de manifiesto que la información relativa a la garantía de más de 75.000 hipotecas formalizadas entre 2006 y 2010 era "incoherente", pues llegó a constatar que numerosas operaciones estaban respaldadas por un suelo o una promoción, cuando en el registro figuraba que la garantía era una vivienda terminada.

Duplicidades

La inspección del Banco de España puso de manifiesto también que unos 60.000 inmuebles que figuraban en los registros de Popular estaban duplicados o contaban con errores es sus datos de registro. De este modo, estos activos podrían actuar como garantía en más de una operación, como si fuesen diferentes.

Además, los inspectores del supervisor descubrieron que no se había realizado la inscripción en el registro de la propiedad de un total de 10.000 operaciones. De hecho, según el informe, la entidad no contemplaba este campo a la hora de considerar una operación como elegible para servir de cobertura en la emisión de activos respaldados por hipotecas, un requisito que establece la legislación.

"Se debe asegurar la correcta información de este campo y se debe usar para determinar la elegibilidad o no de las operaciones, tal como se establece en el apartado 2 del artículo 4 del Real Decreto 716/2009", recordaron los inspectores.

Más deficiencias

Entre los diez tipos de deficiencias detectados, el Banco de España también informó de que la entidad no disponía en 2011 de un adecuado control para la gestión de promotores, pues este tipo de operaciones se gestionaban a través de las aplicaciones generales de préstamos y créditos, lo que dificultaba el control y seguimiento de los riesgos y sus garantías.

"Así en revisiones de operaciones de promoción se han detectado casos de promociones parcialmente vendidas en las que se reduce el riesgo vivo por las viviendas vendidas, pero no se reduce la valoración de la garantía asociada".

En marzo de 2012, Popular informó al Banco de España de que había solventado -o había iniciado los procesos para ello- gran parte de las deficiencias detectadas en la inspección. No obstante, los inspectores no habían podido verificar estas cuestiones a diciembre de 2012, cuando se actualizó la inspección.

Ampliación de 2012

A pesar de que los hechos se remontan a 2011, seis años antes de la resolución de Popular, pueden resultar importantes ante la presión que están ejerciendo algunos de los afectados para ampliar la causa penal hasta la ampliación de capital de noviembre de 2012.

En aquel entonces, el banco captó 2.500 millones de euros para cubrir el agujero detectado por los reales decretos de Guindos y la revisión a la banca española de Oliver Wyman, dentro del examen previo al rescate.

Fue además la misma época en la que se cerraron los acuerdos con el fondo Thesan para crear sociedades en Luxemburgo con las que, presuntamente, tapar parte del agujero inmobiliario del banco.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba