Economía

MontBlanc, Louis Vuitton... los 'sobornos' de Mercasa para hacer negocio en el exterior

Un informe pericial encargado por Mercasa a EY desvela determinadas donaciones y regalos realizados por la compañía pública y el consorcio Mercasa Incatema a dirigentes de países como Angola en los que la sociedad proyectaba la construcción de mercados de abastos

Interior de Mercamadrid.
Interior de Mercamadrid. Efe.

La compañía pública que administra los mercados de abastos españoles (Mercamadrid, Mercabarna...), Mercasa, entregó regalos a dirigentes de países extranjeros en los que proyectaba algún negocio, según revela un informe elaborado por la consultora EY.

Mercasa, participada por la Sepi (51%) y el Ministerio de Agricultura (49%), encargó a la consultora EY un informe forense sobre la actividad internacional de la compañía desarrollada entre los años 2000 y 2017 para tratar de esclarecer en lo posible los presuntos casos de corrupción investigados por la Audiencia Nacional. La compañía pública está imputada en la investigación que lleva a cabo el juez José de la Mata, al frente también del caso Defex, por las presuntas comisiones ilegales pagadas por la empresa en Angola, entre otros países.

El informe de EY ha analizado la actividad de Mercasa en Angola, República Dominicana, Panamá, Chile, Argentina, Senegal y Haití. En algunos casos, esa actividad la realizaba Mercasa directamente y, en otros, a través del consorcio Mercasa Incatema, sociedad creada en el año 2002 con la empresa privada Incatema Consulting. 

Mercasa Incatema entregó "una donación" de medio millón de dólares al actual presidente de Santo Domingo, Danilo Medina

En Angola, Mercasa Incatema fue adjudicada para la construcción de un mercado de abastos en Luanda, contando con un presupuesto de 285,5 millones de euros. Mercasa trabajó en el desarrollo de ese mercado con Guilherme Taveira, prófugo de la justicia española, al que pagó cifras millonarias por su intermediación. El informe de EY recoge un correo electrónico en el que uno de los directivos de la empresa hace referencia "a la conveniencia de regalar una pluma de marca MontBlanc a 6 cargos públicos de Angola por un importe total de 3.600 euros aproximadamente". 

"Como creo que sabéis G. Taveira nos ha sugerido como algo muy oportuno y conveniente, regalar un bolígrafo y pluma MontBlanc, con ocasión de sus recientes nombramientos, a 6 cargos de Angola relacionados con el Consorcio, grabando el nombre y cargo en el bolígrafo", dice uno de los correos electrónicos enviados desde Mercasa, al que ha tenido acceso la consultora EY. Los receptores de los MontBlanc serían la Ministra de la Provincia de Luanda, el Ministro de Economía, el de Finanzas, la Ministra de Comercio y otros dos Viceministros.

En otro de los correos electrónicos enviados desde Mercasa a los que se refiere EY en su informe forense, de diciembre de 2016, se incluye una lista de gastos en los que Taveira dice haber incurrido y que tendría que pagar el consorcio Mercasa Incatema. Entre esos gastos se encuentran "regalos" realizados a personal del organismo público angoleño Programa de Reestructuración del Sistema de Logística y de Distribución de Productos Esenciales a la Población (Presild). Regalos como una cámara, un perfume, una medalla, viajes y gastos de hospedaje a funcionarios angoleños por importe de 19.672 euros.

En Santo Domingo se han detectado indicios de comisiones pagadas a los socios de Mercasa Incatema en concepto de 'gastos comerciales'

Mercasa Incatema suscribió un contrato con la empresa privada Ibadesa, de José Herrero de Egaña y López del Hierro, para la prestación de  servicios de asesoramiento financiero para la ejecución de un proyecto en República Dominicana, y también en Angola. EY recoge en su informe una factura enviada por una sociedad de Ibadesa, Global Advising, de febrero de 2011, cuyo concepto asociado es "Louis Vuitton Madrid", por importe de 940 euros. El receptor sería otro funcionario del Presild.

Un mes después de que Global Advising enviara esa factura, un directivo de Mercasa envió un correo electrónico a sus jefes en la compañía pública en la que indicaba que el Ministro de Economía de República Dominicana había solicitado "una donación" de medio millón de dólares. El empleado de Mercasa preguntaba en su correo a quién debía entregar dicha cantidad.

La donación de los 0,5 millones de dólares fue concedida por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio en forma de encomienda, y su entrega se realizó en una cena mantenida por miembros del consorcio Mercasa Incatema a finales de 2011 con representantes de la política y la empresa dominicanos.

El destinatario de la donación fue Danilo Medina, quien entonces se presentaba como candidato a la presidencia de Santo Domingo, cargo que logró en 2012 y que mantiene en la actualidad. "La donación realizada al Ministerio de Agricultura de República Dominicana podría haber impulsado el proceso de contratación de Asistencia Técnica para Mercasantodomingo al Consorcio Mercasa Incatema", señala EY en su informe.

Comisiones a Incatama e Ibadesa

En República Dominicana, Mercasa Incatema suscribió contratos con el Ministerio de Agricultura del país para la construcción de un mercado central mayorista en Santo Domingo, en el que la consultora EY ha detectado "indicios de comisiones pagadas a los socios del CMIC en concepto de 'gastos comerciales' de manera adicional a los contratos firmados por la prestación de servicios". 

El consorcio español "podría haber estado realizando pagos a Incatema e Ibadesa por actividades de promoción comercial de manera adicional a las partidas correspondientes a los contratos con socios por prestación de servicios", dice EY en su informe, a pesar de que los proyectos "no incluían dentro de su alcance la prestación de servicios de promoción comercial".

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba