Economía

Piratear un libro: un proceso de menos de un minuto y sin salir de Internet

Herramientas online permiten a los ciberdelincuentes copiar obras en cuestión de segundos

Libros
Libros

El pirateo es el enemigo a batir de discográficas y productoras de cine, dos de los sectores más castigados por esta práctica ilegal.

Sin embargo hay otro ámbito de actividad al que también le afectan las copias piratas. Se trata del sector editorial. La expansión del libro electrónico y la lectura en pantalla está detrás de esta actividad.

Hace años la copia de libros en las facultades mediante fotocopiadoras estaba muy extendida. La digitalización ha traído una nueva forma de copiar obras, un proceso sumamente sencillo y que no requiere, ni siquiera, de la instalación de software alguno en el ordenador. Todo puede hacerse prácticamente sin salir de Internet.

Según la Convención de Berna la mayoría de los libros están protegidos tanto durante la vida del autor como en los 70 años posteriores a su muerte. Pasado este tiempo son gratuitos

Sitios ilegales

Sólo hay que escribir 'libros gratis' en Google. En las primeras páginas de búsqueda aparecerán direcciones con miles de obras, muchas de ellas protegidas y de actualidad, que se pueden descargar de forma ilegal.

Es el caso de Espaebook o Quedelibros, dos de las webs de pirateo con más adeptos que sobreviven a los cierres de este tipo de páginas. Sitios que se van cerrando a medida que la justicia los descubre, pero el ritmo al que nacen otros hace muy complicado controlar la piratería.

La búsqueda y descarga del libro es un proceso de apenas medio minuto y, además, es posible modificar la extensión del archivo para que pueda ser utilizado en cualquier lector de libros electrónicos -algunos eBook no reconocen todos los archivos- o dispositivo -móvil, tablet, ordenador...-.

Existen sitios en Internet en los que descargar libros gratuitos de forma legal, como Proyecto Gutenberg o Bubok

Otra simple búsqueda en Google con los términos -conversor de libros online- desvelará decenas de páginas en las que se puede introducir el libro descargado y modificar la extensión.

Sitios legales

Existen sitios en Internet en los que descargar libros gratuitos de forma legal. Se trata de obras de nuevos creadores que las suben sin coste para darse a conocer, pero también hay webs que ofrecen clásicos de la literatura cuyos derechos de autor ya han caducado y no hay que pagar por ellos.

Según la Convención de Berna la mayoría de los libros están protegidos tanto durante la vida del autor como en los 70 años posteriores a su muerte. Proyecto Gutenberg es una de las páginas web que utiliza esta normativa para ofrecer obras en castellano gratis.

La editorial online Bubok también permite descargar libros, muchos de ellos de nuevos autores, de forma gratuita. También destaca Europeana, sitio en el que el internauta puede encontrar un gran catálogo de obras gratuitas en los diferentes idiomas de la Unión Europea.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba