CÓMIC SALMÓN Pere Brachfield: "España es el edén de los morosos"

El autor del 'cómic salmón', "Numerio Negídiez: de profesión, moroso", alerta de que en España se está dando barra libre a los deudores 'profesionales'

Pere Brachfield: "España es el edén de los morosos"
Pere Brachfield: "España es el edén de los morosos"

El inventor de la Morosología está de enhorabuena. Conocedor como pocos del arte de lidiar con deudores y fundador de la consultora Brachfield Credit & Risk Consultants, Pere Brachfield ha decidido que es hora de que los españoles de a pie compartan sus conocimientos, en especial, sobre el temido 'profesional' de los morosos, Numerio Negídiez, a quien le ha dedicado el 'cómic salmón' que acaba de presentar.

¿Quién es Numerio Negídiez?

Es el prototipo del moroso profesional, un personaje de ficción que hemos creado entre un servidor y el ilustrador Albert Pallarés. Yo me he basado en el derecho romano, el moroso era numerios negidius, el que niega deber dinero. Nosotros lo hemos hispanizado. Yo conozco muy bien a los morosos porque en septiembre de 1975 entré a trabajar en una financiera que se dedicaba a tratar con ellos…y me tocó chocar con el fenómeno del moroso, ya que mi trabajo consistía en convencerles de pagar. Hasta la fecha, tengo publicados 26 libros o manuales sobre el recobro de morosos pero, sabedor de que la economía es muy farragosa y de que cada vez se compran menos libros, he querido darle más difusión a este fenómeno en el que me he especializado a través del humor, con este cómic.

La portada del cómic 'Numerio Negídiez: de profesión, moroso'
La portada del cómic 'Numerio Negídiez: de profesión, moroso'

Usted refleja en el cómic que Numerio Negídiez tiene antepasados que vivieron incluso en el 4.000 A.C, cuando las deudas se saldaban con la vida y partes del propio cuerpo...pero que todos ellos han seguido debiendo al margen de los nuevos tiempos y las diferentes legislaciones, ¿cómo surge el moroso y cómo ha ido evolucionado?

El moroso existe desde siempre y en España tenemos el antecedente del pícaro, en el siglo XVI. El primer pícaro moroso de la literatura española aparece en la obra de Lazarillo de Tormes. Sin embargo, el pícaro lo hacía para sobrevivir. El moroso actual lo hace por vicio, sin ningún respeto por los demás. Porque quiere y porque puede, el entorno lo favorece, en España de hecho, casi que caen bien, a diferencia de lo que ocurre en Japón o EEUU, donde se les llama delinquents, entran en un 'fichero' de morosidad, se quedan sin tarjeta de crédito y quedan excluidos socialmente, como parias.

Pero no así en España…

En España hay un factor cultural que les favorece, el moroso recuerda al pícaro de la literatura, que nos predispone a sentir simpatía por los morosos. Incluso hay un motivo religioso en el catolicismo que se practica en España: en el Evangelio se habla de 'perdonar como nosotros perdonamos a nuestros deudores' y en el Antiguo Testamento se dice, por ejemplo, que hay que perdonar a los morosos pasados siete años, entre otras citas bíblicas que nos hacen ser muy tolerantes. A la sociedad española, al fin y al cabo, hay otros temas que le preocupan más, y luego está el marco jurídico….

En España hay un factor cultural que les favorece, el moroso recuerda al pícaro de la literatura, que nos predispone a sentir simpatía por los morosos"

Usted alerta de que las Leyes del Siglo XX y XXI se han puesto de su lado y les favorecen...

El Convenio de los derechos humanos que se aprueba en 1963 prohíbe ir a la cárcel por deudas. Hasta el siglo XX la gente iba a la cárcel por deudas, pasó con el padre de Charles Dickens, el padre de Cervantes y hasta el propio Cervantes. Lo dicho por la Convención de los Derechos Humanos ha ido entrando en las leyes españolas hasta el punto de que dar un cheque sin fondos ha dejado de ser delito desde 1995. Uno de los principios generales de nuestro Derecho, incluso, insta a que la autoridad tienda a ponerse a favor del débil, el deudor, frente al acreedor. La Ley funciona contra el moroso si este tiene activos embargables, pero el moroso profesional se las ingenia recurriendo a pantallas societarias, testaferros y al alquiler. Es muy difícil actuar contra estos morosos con normas jurídicas puesto que ellos ya se preparan para saltárselas.

Entiendo que suponen un grave perjuicio para el sistema…

Sí y que no podemos terminar de medir a ciencia cierta porque no existe un registro completo. Sí hay una lista de deudores de la Agencia Tributaria que hay que observar antes de dar cualquier crédito y en la que figuran unas 6.000 personas, pero ojo, que son personas jurídicas, que no físicas, y que deben a Hacienda más de un millón de euros. Alguno de hecho aparecía en esta lista con el nombre cambiado, por lo que hay que revisar también el NIF. Montoro ha puesto el listón muy alto a la hora de ‘transparentar’ a los morosos si se tiene en cuenta que es delito deber más de 200.000 euros (y no un millón) a la Administración Pública.

La Ley funciona contra el moroso si este tiene activos embargables, pero el moroso profesional se las ingenia recurriendo a pantallas societarias, testaferros y al alquiler"

¿Cree en definitiva que en España se está dando barra libre a los morosos ‘profesionales’?

Sí, no por nada incluso ‘importamos’ morosos, como muchos de los que vemos en las costas españolas. En Francia, por ejemplo, Macron se ha propuesto llevar a cabo medidas para transparentar toda la información sobre los morosos. Allí nadie se plantea emitir un cheque sin fondos: al día siguiente te ejecutan y retiran el talonario de cheques durante diez años. En España no es delito y no te retiran el talonario, las personas físicas no van al Registro de Aceptaciones Impagadas y nadie, persona física o jurídica, puede estar en un registro de morosos más de seis años. Rajoy de hecho ha reducido el tiempo general de prescripción de las deudas de 15 a 5 años. Muchas medidas en esta línea están pensadas para el padre de familia que se quedó sin nada por la crisis pero no faltan los que se aprovechan. Si a todo lo anterior se le suma que, entre particulares, la única deuda que te puede llevar a la cárcel en nuestro país es la de no pagar la pensión alimenticia de tu excónyuge, no cabe sino concluir que estamos en un país que es un edén para los morosos y que lo raro es que sigan siendo, afortunadamente, una parte muy minoritaria de la sociedad.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba