Economía

Pemex pone a la venta el astillero gallego Barreras que compró en plena guerra con Repsol

La petrolera estatal mexicana, sumida en una crisis financiera si precedentes, coloca el 51% del astillero gallego Barreras en la lista de activos no estratégicos disponibles para la venta.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, y Mariano Rajoy, en un almuerzo privado en Panamá.
El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, y Mariano Rajoy, en un almuerzo privado en Panamá. EFE

La petrolera estatal mexicana Pemex ha puesto en marcha un plan urgente de venta de activos para tratar de mitigar la grave crisis financiera que sufre, asfixiada por un pasivo de más de 130.000 millones de dólares y unas pérdidas de 40.000 millones de dólares en 2015.

Uno de los activos a la venta es el paquete de acciones del 51% que posee en el astillero gallego Hijos de J. Barreras. Pemex pagó 5,1 millones de euros por tomar el control del astillero vigués a finales de 2013, después de que los gobiernos de España, México y Argentina desbloquearan el proceso de expropiación de YPF a Repsol.

Una vez firmada la paz, Pemex desbloqueó sus inversiones comprometidas en España, especialmente en el sector astillero gallego. Compró Barreras y encargó los dos primeros buques-hotel, uno a la propia Barreras y el otro a Navantia Ferrol, en el marco de un gran acuerdo con la Xunta de Galicia.

Pemex necesita deshacerse de activos no estratégicos para obtener liquidez urgente

Pero la mala gestión del ex máximo ejecutivo de Pemex, Emilio Lozoya, hombre de confianza del presidente Enrique Peña Nieto, el hundimiento de los precios internacionales del petróleo y la caída de producción de los pozos de la compañía han llevado a la otrora joya estatal mexicana al borde de la bancarrota.

El nuevo gestor del grupo, José Antonio González Anaya, se ha visto obligado a desprenderse de la mitad de su flota de buques por falta de presupuesto.

En el marco de ese plan de reestructuración de activos están también los dos barcos-hotel que ya están construidos en Galicia y que han de entregarse este mismo año. Pemex no sólo no tiene cash para liquidar los pagos restantes de los dos encargos, sino que además ha deslizado a Barreras y Navantia que si en los próximos meses surgiera algún comprador, vendería estos dos flamantes buques.

Tanto el 51% de Barreras como los dos 'floteles' ya construidos en Galicia están en la lista de activos vendibles

Lo mismo hará con el 51% de Barreras si surge algún posible comprador del astillero gallego, que se quedará, eso sí, sin los encargos de otros nuevos buques que en su día Pemex dijo que iba a construir en los astilleros gallegos.

No habrá más encargos y el sector naval teme, de nuevo, por su futuro, dado que las inversiones previstas por Pemex desde 2013 habían dotado de una cierta estabilidad y carga de trabajo a las plantas de Vigo y Ferrol.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba