Economía

PP y Ciudadanos ignoran las exigencias de Bruselas y aparcan los recortes y las subidas de impuestos

La Comisión quiere compromisos concretos antes del 15 de octubre, pero los partidos no están negociando este tipo de medidas en su pacto de investidura

Los integrantes del equipo negociador del PP y de Ciudadanos.
Los integrantes del equipo negociador del PP y de Ciudadanos. Agencia EFE

Un ajuste estructural de 10.000 millones en dos años. Es la gran exigencia de Bruselas que requerirá, probablemente, medidas de ajuste por la vía del gasto y alguna subida de impuestos. La Comisión quiere conocer estas iniciativas antes del 15 de octubre, pero el Partido Popular y Ciudadanos lo están pasando por alto en sus negociaciones para pactar la investidura. Nada de subir impuestos ni de recortar, al menos de momento. De hecho, Ciudadanos quiere que el PP se comprometa a no tocar los impuestos de los trabajadores e insiste en medidas con un elevado coste para las arcas del Estado, como el complemento salarial para las rentas más bajas.

Aunque las dos formaciones se han comprometido a cumplir de forma expresa el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, el vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, dejó claro este martes en un receso que su partido exigirá una serie de cosas para llegar a un acuerdo de investidura: la defensa de los autónomos, no subir los impuestos a los trabajadores, medidas de conciliación y una mejora de la educación. Además, sigue insistiendo en el contrato único o una fórmula alternativa que permita reducir la dualidad del mercado laboral y en fijar un calendario para bajar el IRPF cuando sea posible.

El IVA ni tocarlo. Al menos de momento. Y eso que es una de las sugerencias que lleva tiempo haciendo Bruselas y en la que volvió a insistir tras la nueva tregua de dos años que dio a España para salir del procedimiento de déficit excesivo. En concreto, la Comisión recomendó ahorrar de forma estructural en materias como las pensiones, la administración o los servicios públicos de empleo. Pero también sugería que estas medidas se complementasen con otras como cambios en los tipos actuales de IVA para mejorar la recaudación. No es que Bruselas pida una subida de tipos, pero sí reclama que algunos productos que se gravan actualmente al tipo reducido o superreducido pasen al general.

El IVA se ha subido dos veces durante la crisis, pero no se puede descartar una tercera subida

De hecho, los tipos de IVA se han subido dos veces durante la crisis. Es sin duda el gran impuesto al que han recurrido los gobiernos cuando han tenido que llenar la caja rápido. Lo hizo José Luis Rodríguez Zapatero cuando empezaron a llegar los desfases en las cuentas públicas y lo volvió a hacer Mariano Rajoy en 2012 cuando España estuvo a punto de ser rescatada. Hoy en día, tal y como están las cosas, no se puede descartar una tercera subida, dado el actual nivel de déficit y la necesidad de generar recaudación de forma rápida para reducirlo.  

Sin embargo, es poco probable que el PP, si consigue gobernar, opte por subir el IRPF después de haberlo bajado en su última etapa de Gobierno. De hecho, en su programa, defendía una nueva bajada de este impuesto, a pesar de que la última reforma ha reducido la recaudación de la renta en casi 5.000 millones. Ciudadanos también quiere bajar el IRPF y está pidiendo al partido de Mariano Rajoy que se comprometa a fijar una fecha si quiere que apoye su investidura. Éste es uno de los temas que está complicando las negociaciones entre las dos formaciones y que se seguirá negociando en los últimos días previos al debate de investidura.

En Sociedades sí se pueden esperar cambios. Ciudadanos defendía en su programa una amplia reforma del impuesto que permita elevar la tributación sin tocar directamente los tipos. Para el partido naranja, hay muchas deducciones y bonificaciones que pueden eliminarse para generar más recaudación. El PP puede aceptar esta premisa. De hecho, ya se ha comprometido con Bruselas a fijar de nuevo un tipo mínimo obligatorio en el pago fraccionado a 4.500 empresas que facturan más de 20 millones, lo que generará 6.000 millones extra para las arcas del Estado. El tipo nominal aplicable no superaría en ningún caso el 25% y podría desaparecer si se reconduce la maltrecha situación de las cuentas.

Los partidos tampoco llegan a acuerdos sobre la amnistía fiscal y el complemento salarial para las rentas más bajas

Otro tema con el que están teniendo problemas es con la amnistía fiscal. Ciudadanos quiere recuperar los 2.800 millones "perdonados" a los defraudadores y sigue pidiendo medidas al PP para conseguirlo. Los ‘populares’, en cambio, creen que legalmente no se pueden revertir los términos en los que se efectuó esta medida. A pesar de las divergencias, las formaciones sí han pactado ya la necesidad de aumentar los ingresos que reporta la lucha contra el fraude con una mejora de la Agencia Tributaria.

Y por la vía del gasto también hay problemas. Ciudadanos quiere un gran cambio en educación, pero el PP sabe que Bruselas vigila con lupa cada euro que se gasta en España. También está insistiendo en poner en marcha una de las medidas bandera de su programa: el complemento salarial para las rentas más bajas. Sin embargo, una iniciativa de este tipo podría costar más de 7.000 millones y resulta difícil de aplicar en un momento en el que las cuentas públicas no están para muchas alegrías.

Medidas ya pactadas

Sí han acordado impulsar la modernización del sistema productivo español mejorando la inversión en I+D. Ésta también era una idea que defendía Ciudadanos en su programa. La formación naranja también ha conseguido que el PP ceda en la aplicación de la 'mochila austriaca' y el sistema de 'bonus-malus' para bonificar las cotizaciones a las empresas que despidan menos. Ésta última medida también puede resultar controvertida teniendo en cuenta la delicada situación de las cuentas de la Seguridad Social.

A pesar de estos avances, no se sabe realmente si los partidos están hoy más cerca del pacto. Además, las posiciones que están fijando en los recesos no coinciden mucho. Los 'populares' se muestran optimistas sobre el desarrollo de las conversaciones y aseguran que ya se han pactado medio centenar de mediads, pero el partido de Albert Rivera empieza a poner líneas rojas y avisa al PP de que no puede llegar a acuerdos con otras formaciones que sean incompatibles con el que ambos negocian. Hoy sigue la negociación.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba