Paro

El fin del verano trae la mayor subida del paro desde 2011 y la mayor caída del empleo en 10 años

El paro sube en 47.000 personas en agosto y la Seguridad Social pierde 203.000 afiliados, la cifra más elevada en un mes de agosto desde 2008

Agosto no es un buen mes para el empleo. El fin de la temporada estival arroja siempre incrementos de paro y caídas de la afiliación. Pero lo cierto es que este año las cifras son mucho peores que las de los últimos años. El número de parados registrados en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo Estatal (SEPE) ha aumentado en agosto en 47.047 personas y la Seguridad Social ha perdido 203.000 afiliados.

La cifra de desempleo es la peor desde el año 2011. En los últimos años, las caídas del mes de agosto habían sido menores a esta. Y la cifra de afiliados es la peor en un década, desde 2008, el primer año de la crisis económica. Estos registros demuestran que la desaceleración está empezando a mostrar su cara en España.

Tras estas variaciones en el empleo, que se extraen de los datos publicados este martes por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, la cifra total de parados registrados se sitúa en 3.182.068 personas y e.l número de ocupados en 18.839.814 cotizantes. Ambos registros siguen lejos de los que había antes de la crisis. 

El 31 de agosto

El hecho de que el paro suba tanto tras el verano y el empleo haya echado el freno de esa manera evidencia la fragilidad del modelo económico español, que sigue basándose mucho en empleo puramente estacional. Precisamente por eso, el 31 de agosto se dieron de baja nada más y nada menos que 363.017 personas que perdieron su empleo por el fin de la temporada de verano. Si restamos los que se dieron de alta (58.375), ese día se perdieron 304.642 empleos.

La cifra llama mucho la atención, pero es algo que ocurre cada año en España. En 2017, el empleo se contrajo menos (179.500 personas) y se registraron también más de 300.000 bajas el 31 de agosto. En concreto, 313.141 bajas en un solo día. Ambas cifras demuestran que sigue sin calar en España el manido cambio de modelo que tantos gobiernos han defendido.

Los servicios, la construcción y la industria, los sectores en los que el paro ha crecido de forma importante

¿En qué sectores económicos ha aumentado el desempleo? Como era de esperar, las peores cifras las vemos en el sector servicios, muy ligado a la temporada estival. Esta parcela de actividad ha registrado en agosto casi 40.000 desempleados más. También hay más paro en la industria (+8.110) y en la construcción (+9.246). En cambio, ha bajado en la agricultura (-4.562) y en colectivo sin empleo anterior (-5.505). 

Por el mismo motivo, la caída de la afiliación se concentra en el Régimen General, que ha perdido casi 185.000 empleos, aunque todos los regímenes experimentaron caídas. Dentro del Régimen General, la caída del empleo se puede ver de forma clara en la educación (-57.706 cotizantes menos), la industria manufacturera (-23.632 cotizantes) y  la construcción (-20.261). 

Paro y afiliación por CCAA

¿Y qué ha pasado en las comunidades autónomas? El paro ha subido en todas ellas, sobre todo en Cataluña (11.594 parados más) y Andalucía (8.284 parados). La afiliación ha arrojado señales más mixtas: ha mejorado en Canarias, Asturias, Cantabria y en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Y los mayores descensos se han registrado en Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana y Andalucía.

Junto a las estadísticas de paro y afiliación, el Ministerio publica el registro de contratos, que mes a mes nos permite ver una radiografía del problema de la temporalidad en España. En agosto se han registrado un total de 1,6 millones de contratos y solo 153.921 fueron de carácter indefinido. Eso sí, hay que reconocer que esta cifra supone un aumento del  33,4% y el número más alto de contrataciones indefinidas celebradas en un mes de agosto de toda la serie.

El porcentaje de contratos a tiempo parcial aumenta en la contratación indefinida y en la temporal

Se encadenan, además, 55 meses de aumentos en la contratación indefinida. En cuanto a duración de la jornada, 92.963 son a tiempo completo y 60.958 a tiempo parcial. En términos acumulados, los contratos indefinidos a tiempo completo alcanzan un total de 873.705, un 19,12% más que en igual periodo del año 2017. Y los contratos indefinidos a tiempo parcial suponen un total de 593.776, con un aumento del 19,05% en relación a igual periodo del año anterior.

Otro dato que nos hace preocuparnos por la salud del mercado laboral español es que, tanto en la contratación indefinida como en la temporal, ha aumentado el porcentaje de contratos a tiempo parcial. En concreto, ha pasado del 25% de 2007 al 40% actual entre el total de contratos indefinidos. Entre los temporales, un 35% son a tiempo parcial frente al 25% de 2007, 10 puntos más.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba