PIB

La economía española sella su tercer año creciendo por encima del 3%

El consumo y la inversión impulsaron el PIB en el tramo final de 2017

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha confirmado lo que ya sabíamos, que la economía española (PIB) avanzó un 0,7% en el cuarto trimestre de 2017 y creció un 3,1% en el conjunto del año, dos décimas menos que en 2016. A pesar de la ligera desaceleración, es el tercer año consecutivo que la economía crece por encima del 3%.

¿Qué hay detrás de este crecimiento? Consumo e inversión. Estas dos variables crecieron en términos anuales un 2,2% y un 5%, respectivamente. A precios corrientes, el PIB alcanzó los 1.163.662 millones de euros en 2017, lo que supone un aumento del 4% en términos nominales.

De hecho, la economía ya había recuperado el PIB previo a la crisis en 2016 y hoy cuenta ya con un PIB mayor a precios corrientes que en 2008, cuando sumaba 1.166.000 millones. De hecho, el PIB marcó el año pasado su máximo histórico.

Un año más el crecimiento se debe a la aportación de la demanda nacional, que aportó 2,8 puntos al crecimiento del PIB en 2017, mientras que la demanda externa contribuyó con tres décimas, con las exportaciones creciendo a un ritmo del 5% y las importaciones, a una tasa anual del 4,7%.

Dentro de la partida de consumo, el de los hogares se incrementó un 2,4% en 2017, por encima del gasto en consumo de las administraciones públicas (+1,6%) pero por debajo del de las instituciones sin fines de lucro (+2,7%). Eso sí, el consumo de los hogares ha perdido fuerza respecto a 2016, mientras que el de las administraciones públicas se ha duplicado.

La inversión crece con fuerza y mejora considerablemente los registros de 2016

Las mejores noticias vienen del lado de la inversión, que creció un 5%. Y lo más importante es que aceleró la tasa 1,7 puntos respecto a la de 2016. La inversión en construcción subió un 4,6% y la de bienes de equipo se disparó un 6,1%.

¿Y qué ocurrió en el último tramo de 2017? La economía avanzó un 0,7% y suma ya 17 trimestres consecutivos de alzas del PIB. Eso sí, la tasa también refleja cierta desaceleración puesto que es inferior a los crecimientos que se regitraron en la primrea mitad del ejercicio.

El empleo, por su parte, creció un 2,9% respecto al mismo periodo del año anterior y cierra el año con un aumento medio del 2,8% de los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo. Esto se traduce en 506.000 empleos más en 2017.

El Gobierno está satisfecho con los datos. Según informa Europa Press, la secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Irene Garrido, cree que el dato de 2017 refleja la consolidación de un patrón de crecimiento "equilibrado". A su parecer, el "robusto" crecimiento se mantendrá en el tiempo, lo que permitirá al Gobierno revisar al alza el cuadro macroeconómico que acompañará a los Presupuestos de 2018.  



Volver arriba