PIB

La economía echa el freno: crece un 0,6 % en el segundo trimestre

La tasa interanual, que llevaba doce trimestres por encima del 3%, baja al 2,7%, la tasa más baja desde el año 2014

La economía española ha echado el freno en el segundo trimestre del año: creció solo el 0,6 % entre abril y junio, la tasa más baja desde el segundo trimestre del año 2014, según el avance del PIB publicado este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Lo cierto es que el dato es provisional y tiene que confirmarse el próximo 28 de septiembre. Si la cifra se confirma, el crecimiento se quedará por debajo de lo avanzando por algunos analistas como el Banco de España en su boletín económico del pasado 27 de junio, en el que vaticinó un crecimiento del 0,7%..

El freno del PIB es mayor en términos interanuales: El crecimiento se moderó tres décimas y se quedó en el 2,7%, la cifra más baja desde 2014. Aunque sea menor, el crecimiento del segundo trimestre del año se explica fundamentalmente por la demanda nacional, que aportó 2,9 puntos, ya que la exterior restó 0,2 puntos. 

A pesar de la moderación, la economía fue capaz de crear casi 450.000 empleos en un año

A pesar de la moderación, el empleo de la economía, en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, registra una variación del 0,8% respecto al trimestre anterior, tres décimas superior a la registrada en el primer trimestre.

En términos interanuales, el empleo aumenta a un ritmo del 2,5%, una décima menos que en el primer trimestre, lo que supone un incremento de 448.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo en un año.

Por sectores, el empleo creció, sobre todo, en la construcción, con una subida del 7,5%, tres décimas más que en el trimestre anterior. El de las ramas industriales, por su parte, se incrementó un 2,1%, ocho décimas menos. En los servicios disminuyó una décima, hasta el 2,3%, y en las ramas primarias retrocedió un 0,1%, frente al avance del 0,7% del trimestre anterior.

Baja la productividad

Más empleo y más horas trabajadas. El número de horas efectivamente trabajadas creció un 1,3% respecto al primer trimestre, seis décimas más que en el trimestre anterior. En términos interanuales, el número de horas efectivamente trabajadas creció al 2,7%, siete décimas más que el trimestre pasado.

Con ello, la variación interanual de la productividad por puesto de trabajo equivalente a tiempo completo disminuyó dos décimas respecto al primer trimestre del año, desde el 0,3% hasta el 0,1%, mientras que la productividad por hora efectivamente trabajada varió un punto menos que en el trimestre anterior (0,0%).

Una desaceleración esperada

Lo cierto es que todo el mundo esperaba esta desaceleración. El Gobierno espera que el PIB crezca un 2,7% en el conjunto del año y que siga perdiendo fuerza el año que viene y crezca un 2,4%, según la última actualización de las previsiones oficiales.

En 2020 y 2021 el PIB seguirá perdiendo vigor y crecerá un 2,2% y un 2,1%, respectivamente. La moderación se explicará, sobre todo, por la evolución del consumo privado, ya que la inversión será capaz de mantener mejor el pulso.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba