Economía

Los indicadores de Economía también apuntan a una desaceleración del PIB

El Banco de España aseguró el martes que el crecimiento de la economía se desaceleró al 0,7% entre abril y junio. 

El presidente de Economía en funciones, Luis de Guindos.
El presidente de Economía en funciones, Luis de Guindos. EFE

La economía sigue creciendo con vigor, pero no tanto como en los últimos trimestres. Eso es lo que dijo el martes el Banco de España en su boletín económico y lo que sostienen también los indicadores que maneja el Ministerio de Economía y Competitividad. A pesar de esta pérdida de vigor, parece que la economía sigue creciendo a un ritmo anualizado cercano al 3%. ¿Podrá mantenerlo en el futuro?

El supervisor dijo que el PIBse ha moderado al 0,7% entre abril y junio después de haber crecido un 0,8% en los dos últimos trimestres. Y el indicador sintético que elabora el Departamento dirigido por Luis de Guindos marca un 2,6% en el segundo trimestre, este indicador no coincide con el PIB, pero sí da pistas de por dónde van a ir los tiros.

¿Cómo ha evolucionado en los últimos trimestres? Los últimos datos que figuran en la web del Ministerio indican que este indicador se situó en el 2,8% en el tercer trimestre de 2015, en el 3,2% en el cuarto trimestre y en el 2,9% entre enero y marzo de 2016. En el segundo trimestre, la tasa desciende hasta el 2,6%.

Este dato puede apuntar a que la economía no crecerá tanto como en los últimos trimestres

Esto no significa que el PIB se vaya a frenar a este nivel, pero sí puede indicar que la economía ya no crece de una forma tan fuerte como en los últimos meses del año pasado. De hecho, otros indicadores que forman parte del indicador sintético empeoran también los registros del trimestre pasado, como el de la confianza industrial o el consumo aparente de cemento. Sin embargo, las ventas en las grandes empresas, el consumo de energía y el índice de producción industrial, mejoran.

Según el Banco de España, el PIB se habría moderado al 0,7% y seguiría apoyándose en los componentes privados de la demanda nacional, es decir, el consumo y la inversión. Sin embargo, el supervisor dice que el consumo privado podría haber crecido un 0,8% en el segundo trimestre, tasa ligeramente inferior a la observada en el trimestre precedente (0,9%).

También ve cierta moderación en la industria y señales contradictorias en los servicios

También ve cierta moderación en la industria, que está prolongando el período de pujanza de la actividad, pero a un ritmo más atenuado que al principio del año. Y en los servicios detecta señales contradictorias, con una mejora del PMI, pero un empeoramiento del indicador de confianza de la rama de servicios de la Comisión Europea.

En el valor añadido de las empresas, el Banco de España ve un tono expansivo, salvo en las vinculadas al sector de la construcción, que habrían continuado mostrando una notable atonía en el segundo trimestre del año, tras el descenso registrado entre enero y marzo. En concreto, la concesión de visados de vivienda nueva siguió mejorando, pero la licitación oficial en obra civil mostró una “notable debilidad”.

De hecho, las últimas previsiones del banco emisor apuntan a que la economía se seguirá desacelerando en los próximos meses para acabar con un crecimiento del 2,7% y del 2,3% en 2017.  Así, el PIB registrará un perfil “ligeramente decreciente” en 2016 en tasa intertrimestral para acabar en los últimos meses cerca del 0,5%.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba