Proyecto de Presupuestos Generales del Estado 2016

Lo comido por lo servido: los beneficios fiscales caerán más que la rebaja fiscal

Hacienda da un hachazo de casi un 50% a la estimación de lo que los trabajadores se ahorrarán en 2016 en beneficios fiscales, como las reducciones por tributación conjunta o vivienda habitual.

Cristóbal Montoro y su equipo durante la presentación del proyecto de Ley de presupuestos en el Congreso.
Cristóbal Montoro y su equipo durante la presentación del proyecto de Ley de presupuestos en el Congreso. EFE

Lo que Cristóbal te da, Cristóbal te lo quita. El ministro de Hacienda anunció hace unas semanas, a bombo y platillo, las rebajas fiscales de IRPF y sociedades para 2016. Miles de millones de euros en los bolsillos de la gente, dijo. La oposición lo llamó las “chuches” del Gobierno en año electoral. Este lunes, Montoro ha pasado sin embargo de puntillas por la contrapartida contable a esos recortes: una reducción drástica de lo que la gente podrá ahorrarse por beneficios fiscales.

En total, trabajadores y empresas se acogerán en 2016 a reducciones tributarias por valor de 34.500 millones de euros. Esto supone 6.220 millones de euros menos que el año pasado, una caída del 15.3%, todo según la estimación de los Presupuestos de Beneficios Fiscales de 2016. Por comparación, la rebaja de impuestos anunciada para 2016 supone una cantidad equivalente pero en sentido contrario: 2.300 millones para trabajadores en 2016 y 3.000 millones más para sociedades entre este año y el próximo.

El Ministerio niega la mayor: "Hay una cuestión metodológica importante este año, y es que la reducción por rendimientos del trabajo no se contabiliza como beneficio fiscal sino como gasto deducible. Pero el contribuyente se lo va a seguir ahorrando”. Ese concepto ha pasado a gasto deducible, y los gastos deducibles no se presupuestan. El cambio metodológico se ha hecho este año ya que está incluido en la reforma del IRPF que ha entrado en vigor en enero. Para saber el impacto exacto en miles de millones de esos gastos deducibles, deberemos esperar a la declaración de la renta próxima del conjunto de los contribuyentes. "Lo importante es que todos los contribuyentes se seguirán pudiendo descontar esos 2.000 euros. Y ver la reforma fiscal como un todo: El efecto neto total es una rebaja de 9.000 millones, entre IRPF e impuesto sobre sociedades".

La partida que más sufre es precisamente la que disfrutaban los asalariados que pagaban el Impuesto sobre la Renta a las Personas Físicas (IRPF). En total cae un 45.4% con respecto a 2015. Pasaría de suponer 15.216 millones a tan sólo 8.309, según las cuentas del Gobierno, 

¿Qué tipo de desgravaciones se espera que caigan? Para empezar, la deducción por vivienda habitual desciende un 26.2%, 440 millones menos. Desde el 1 de enero de 2013 este incentivo se mantiene solo para aquellos que hayan comprado una vivienda antes de esta fecha.

Las aportaciones a sistemas de previsión social, mientras, caerán un 10% hasta los 900 millones de euros. La reducción por tributación conjunta, que suelen utilizar los matrimonios en los que uno de los dos miembros no trabaja, se hundirán casi un 23%, según las cifras presentadas. Es decir, unos 400 millones de euros menos.

Los expertos en Hacienda desacreditan, en todo caso, estas estimaciones de los Presupuestos de Beneficios Fiscales. “Los cálculos están históricamente infraestimados”, asegura a VozpópuliJosé María Mollinedo, secretario general del Sindicato de Técnicos de Hacienda Gestha (*). En la misma línea incide Francisco de la Torre, Inspector de Hacienda y autor de ¿Hacienda somos todos?: “No es más que una forma de presentar los datos – anunciamos un ajuste de la tarifa del IRPF, pero luego estimamos una bajada de beneficios fiscales que lo compensa”, afirma. Desacredita en general unos presupuestos que van a incumplir con el déficit porque se hacen “sobre una liquidación sobre-estimada que no se va a alcanzar”. “Además hay cosas que son beneficios fiscales, como la reserva de capitalización, que no se han incluido” y otras, como la reducción por rendimiento de trabajo que no debería considerarse beneficio fiscal porque se la aplica el grueso de los contribuyentes.

Reducción somera de los beneficios fiscales a empresas

Uno de cada diez euros de beneficios fiscales irán a parar a las empresas: un total de 3.840 millones de euros estimados en 2016. Esto supone una caída del 2,8% respecto al año anterior. La parte del león de la bajada vendrá, según el Gobierno, de los tipos reducidos de gravamen para las pymes: un -41% hasta los 540 millones.

No todos los beneficios fiscales irán hacia abajo. La deducción por maternidad, que incluye ahora nuevos beneficios fiscales por deducción de familia numerosa o personas con discapacidad, se alza un 4.6% hasta los 762 millones de euros. Subirán los de inversiones en I+D, con un importe de 693 millones. Aumentarán las deducciones por donativos en el IRPF en un 137%, 122 millones, fruto del mejor tratamiento que reciben tras la reforma.

(*) Gestha pone como ejemplo las desviaciones habituales en el IRPF.

Desviación presupuestaria en el IRPF, en millones de euros

Recaudación

Presupuesto

Desviación

%

(1)

(2)

(1)-(2)

(1)/(2)

1999

35.460

31.259

4.201

113,4

2000

36.766

30.947

5.819

118,8

2001

41.371

34.107

7.264

121,3

2002

44.344

44.216

127

100,3

2003

46.451

45.720

731

101,6

2004

47.722

49.271

-1.549

96,9

2005

54.723

52.206

2.517

104,8

2006

62.813

58.536

4.277

107,3

2007

72.614

61.950

10.664

117,2

2008

71.341

70.579

762

101,1

2009

63.857

77.444

-13.587

82,5

2010

66.977

70.026

-3.049

95,6

2011

69.803

71.761

-1.958

97,3

2012

70.619

73.106

-2.487

96,6

2013

69.951

74.215

-4.264

94,3

2014

72.662

73.196

-534

99,3

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba