Construcción

OHL entra en terreno especulativo tras evaporarse 1.000 millones de capitalización en ocho meses

Tras la presentación de sus resultados semestrales, el valor está en caída libre, con un descenso acumulado del 53% en poco más de dos semanas. La cercanía del precio de su acción al euro le convierte en un título apetecible para los especuladores

Junta de accionistas de OHL
Junta de accionistas de OHL europa press

No hay tregua para OHL en Bolsa. La compañía constructora prolongó al comienzo de la semana su particular pesadilla en el mercado, que le ha llevado a desplomarse un 53% en poco más de dos semanas, concretamente desde que hizo públicos sus resultados del primer semestre. Desde que a mediados de febrero marcara sus máximos del año, el valor ha perdido tres cuartos de su capitalización bursátil, lo que se traduce en un descenso de 1.000 millones de euros.

Lejos de aquellos tiempos en los que los títulos de la compañía se situaban cómodamente por encima de los 33 euros, en los últimos días el precio de las acciones de OHL se aproxima, en trayectoria descendente, de forma peligrosa a la cota del euro por acción, un escenario en el que los especuladores comienzan a moverse como pez en el agua. De hecho, este es uno de los factores que los expertos apuntan como causa del comportamiento bursátil de la compañía controlada por Grupo Villar Mir.

Como prueba, el volumen de posiciones cortas se sitúa en estos días en el entorno del 9,5% del capital, en torno al punto más alto recogido por los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Los bajistas se han hecho fuertes en el valor después de la presentación de resultados de la compañía, el pasado 26 de septiembre.

Las cuentas arrojaron pérdidas contables de 843,6 millones de euros, motivadas por el impacto negativo de la operación de venta de su filial de concesiones. No obstante, no todo fueron malas noticias aquel día. OHL también anunció un importante acuerdo con la banca acreedora, que aceptó reducir en más de un 50% las garantías que soportan la financiación sindicada de la constructora.

"En estos momentos, ni siquiera los factores positivos son capaces de actuar como catalizadores para el valor debido a la debilidad que muestra", apuntan desde una firma de análisis internacional.

La situación de Villar Mir 

De hecho, se da una llamativa paradoja. Producto de la venta de OHL Concesiones, la compañía cuenta con una posición de caja neta positiva, por encima de 615 millones de euros, ya que parte de los ingresos de la operación fueron destinados a amortizar deuda bruta. Sin embargo, al cierre de la sesión del lunes, la capitalización bursátil de la constructora apenas superaba la mitad de esa caja.

El desplome de la constructora afecta de forma singular a su principal accionista, Grupo Villar Mir, que aún mantiene un 38% del capital. A precios actuales, la participación está valorada en apenas 130 millones de euros. El pasado mes de mayo, el holding empresarial capitaneado por el fundador de OHL, Juan Miguel Villar Mir, colocó en el mercado un paquete del 12,2% del capital de la cotizada como parte del proceso para refinanciar su deuda.

Por entonces, ingresó en torno a 100 millones de euros, poco menos de lo que a día de hoy vale el grueso de la participación del principal accionista de la compañía.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba