Motor

Nissan Barcelona: de la plena producción al cierre en apenas dos años

La crisis de las plantas barcelonesas de Nissan viene de lejos, una lenta y agónica muerte que ha durado dos años, cuando en 2018 se anunciaba el cese de producción de un modelo, el Pulsar, llamado a ser uno de los modelos de gran volumen de la marca.

Los problemas de Nissan en sus fábricas de Barcelona comenzaron en 2018 con el cese de producción del compacto Pulsar.
Los problemas de Nissan en sus fábricas de Barcelona comenzaron en 2018 con el cese de producción del compacto Pulsar.

Los problemas de la fábrica de Nissan en Barcelona no son nuevos, y vienen lastrados desde hace más de dos años, cuando en junio de 2018 la marca decidía dejar de producir en Zona Franca un modelo, el Pulsar, que no logró el éxito comercial que se esperaba, y que terminó a finales de ese mes con un cese en un momento en el que la planta ya estaba sólo al 40% de su capacidad productiva. Fue sin duda una mala noticia para el sector, una decisión que implicó en su momento un excedente de plantilla de unos 100 empleados.

Semanas antes de la fecha de cierre los sindicatos ya expresaban su inquietud no sólo ante el fin de la producción del Pulsar sino ante la incertidumbre sobre la evolución de los otros modelos que Nissan ensamblaba en las plantas de Barcelona, Cantabria y Ávila, entre las que Nissan produjo sólo un año antes, en 2017, más de 100.000 vehículos.

Tras las malas noticias de ese 2018 llegó el pasado 2019 la pérdida de la versión diésel de la furgoneta NV200, un modelo que fue uno de los puntales en la fábrica de Barcelona y que supuso un mazazo para los trabajadores de la planta. El anuncio realizado por Nissan a principios de 2019 señalaba que dejaba de fabricar en la planta de Barcelona la NV 200 con motorización diésel al concluir su ciclo de vida en verano, dejando en ese momento la línea 1 de montaje en una situación delicada, con solo un producto, la e-NV200 eléctrica, de volúmenes de producción mucho más bajos.

Era el tercer producto que dejaban de producir en menos de un año y sin asignar ningún proyecto nuevo a la planta, una situación que ya empezaba a vislumbrar un complicado futuro para las plantas de la marca japonesa en Cataluña que, con una producción ya por debajo del 40% de su capacidad, quedaba muy lejos de las 200.000 unidades que podría producir a pleno rendimiento.

Apuesta eléctrica

Tras esas malas noticias, parecía que la apuesta eléctrica podría ser un pequeño clavo al que agarrarse, pues la e-NV200 llegaba como la solución perfecta de cero emisiones para la entrega de último kilómetro, en un momento en el que el aumento de la demanda de pedidos para este tipo de modelos reflejaba esta tendencia al alza. Una furgoneta que se fabricaba en exclusiva para todo el mundo desde 2014 y que protagonizó un esperanzador incremento de la demanda, ampliando incluso las instalaciones de su planta de baterías en la factoría de Zona Franca, donde se ensamblaba desde febrero de 2018 la nueva batería de 40kWh para dicho modelo.

Además de la NV200 eléctrica, la fábrica de Nissan en Barcelona siguió centrada en la producción de la familia de pick-up no sólo para Nissan sino también para Renault y Mercedes-Benz. Sin embargo, la puntilla llegaba en febrero de este año cuando se anunció que en mayo se ponía punto final al montaje de la 'pick up' Mercedes Clase X, quizás su productor más rentable y fabricada dentro de un proyecto común con la compañía alemana y Renault.

Una descapitalización de la fábrica barcelonesa que se había concretado ya en un ERE a mediados del pasado 2019 que supuso la salida de 600 trabajadores a cambio del compromiso de invertir 70 millones de euros en una nueva nave de pintura si se adjudicaban nuevos modelos… que nunca llegaron.

La crisis asociada a la covid-19 no ha hecho más que terminar de empeorar la situación con una huelga indefinida que se inició a principio de este mes de mayo con una paralización total de la producción de la planta de la Zona Franca que se había reanudado días antes para atender un pedido de 'pick up' para Mercedes-Benz, casi 2.000 unidades, que no han llegado a producirse. Semanas después, ha llegado la peor de las noticias, el cierre definitivo de las plantas de Barcelona.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba