Resultados

Naturgy pierde 3.281 M. por el saneamiento de activos pero sube un 22% su beneficio recurrente

La revisión de la valoración de activos, especialmente de generación eléctrica en España, anunciada por la compañía ha arrojado como resultado un deterioro de 4.851 millones de euros, que se ha reflejado parcialmente en las cuentas semestrales

Francisco Reynés, presidente de Naturgy
Francisco Reynés, presidente de Naturgy

Naturgy, nueva denominación de Gas Natural Fenosa, ha registrado pérdidas contables de 3.281 millones de euros en el primer semestre del año debido al proceso de saneamiento de su cartera de activos que anunció a finales de junio, durante la presentación del plan estratégico. Al margen de este efecto, el resultado recurrente reflejó un beneficio de 532 millones de euros, un 22,3% por encima del registrado en los seis primeros meses de 2017.

En total, el deterioro de los activos, en su mayor parte de generación de electricidad en España a partir de fuentes tradicionales, ha sido valorado en 4.851 millones de euros. Este ha sido el resultado de la reevaluación de las estimaciones de flujos de efectivo futuros basados en el nuevo plan estratégico 2018-2022 de Naturgy.

Su presidente, Francisco Reynés, ya adelantó en aquel momento que la medida se traduciría en pérdidas contables para la compañía superiores a los 3.000 millones de euros, como así ha sido, aunque no afectaría al resultado individual de la empresa, que se ha visto impulsado por la mejora en la marcha del negocio y la optimización de la estructura de la deuda, traducida en menores costes financieros.

La cifra de negocios durante los seis primeros meses del año fue de 12.176 millones de euros, con un incremento del 5,2% respecto al mismo periodo de 2017, una evolución que la compañía atribuye principalmente al incremento tanto de los volúmenes como de los precios en la actividad comercial de gas.

El Ebitda consolidado alcanzó la cifra de 2.004 millones de euros, levemente por debajo de la del primer semestre del pasado año. Como en el caso de otras multinacionales, Naturgy también se ha visto castigada en este capítulo por los efectos del tipo de cambio derivados de la depreciación de las divisas respecto del euro, que en el caso de la energética se ha sustanciado en un impacto negativo de 106 millones de euros.

Mientras, la deuda financiera neta del grupo cerró el semestre en 12.362 millones de euros, con una ratio en relación con el Ebitda de 3,2 veces, lo que mejora en cinco décimas la registrada en junio de 2017.

Primer dividendo del nuevo plan

Por otra parte, el consejo de administración de Naturgy decidió el pago del primer dividendo a cuenta relacionado con la nueva política de remuneración al accionista que se contempla en el plan estratégico. En concreto, los socios de la empresa recibirán 0,28 euros por título la próxima semana (el 31 de julio).

Dicho plan contempla un dividendo total para 2018 de 1,30 euros por acción. Hasta 2022 la compañía tiene previsto repartir entre sus accionistas 6.900 millones de euros, que se complementarán con recompras de acciones por valor de 2.000 millones de euros, aunque éstas solo se llevarán a cabo si Naturgy no encuentra oportunidades de crecimiento inorgánico.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba