PGE

Montoro: "Venimos de una borrachera de gasto público y algunos quieren irse de copas"

Reconoce que las cuentas que ha planteado el Gobierno no llevarán directamente el país a la cima, pero tampoco le conducirán al abismo, así que pide a los grupos que se alejen de ese debate y de las cuestiones políticas que nada tienen que ver con el Presupuesto..

Con unos meses de retraso, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha acudido a la Cámara Baja para defender el Presupuesto y evitar las 7 enmiendas a la totalidad que ha presentado la oposición. El ministro ha agradecido el apoyo a las formaciones que permitirán tumbar estas enmiendas (Ciudadanos, PNV, CC, UPN y Foro) y ha criticado a los que ni siquiera han querido sentarse a negociar, como Podemos. "Hemos salido de la crisis provocada por la borrachera de gasto público y ya quieren ir a celebrarlo de copas", ha lamentado.

Ésta ha sido uno de los dardos que ha lanzado el titular de la cartera de Hacienda a la oposición a lo largo de su primera intervención, que ha durado más de una hora y que ha abierto un debate que se extenderá hasta este jueves. Pero también ha cargado contra el PSOE al mostrarse convencido de que buena parte del rechazo a las cuentas está más relacionado con cuestiones políticas ajenas al Gobierno que con el contenido del proyecto.

A pesar de las críticas, Montoro ha hecho también un último llamamiento al principal partido de la opisición para que se sume al rechazo a las enmiendas o la negociación de las cuentas con el Gobierno a partir de este jueves. Y es que, como ha dicho el ministro, los Presupuestos acaban de echar a andar en el Congreso y les queda mucho camino por recorrer antes de quedar definitivamente aprobados.

Sigue pidiendo apoyos

"No debemos confundir diferencias con antagonismos", ha dicho, tras asegurar que la defensa del interés general de los españoles no es solo una responsabilidad del Gobierno, sino de todos los grupos que forman parte del Parlamento. Además, ha reconocido que el Gobierno necesita el apoyo del PSOE para otras materias, como la reforma de la financiación autonómica.

Y es que, aunque los Presupuestos son de transición y estarán solo en vigor seis meses, Montoro cree que conviene sacarlos adelante por el prestigio del país y la imagen de estabilidad que tanto ha costado conseguir tras los meses de interinidad. Además, son las cuentas que necesita el país para seguir generando crecimiento y empleo, el objetivo prioritario del Gobierno y de las propias cuentas.

Las cuentas permiten mantener el rumbo económico y evitar bandazos que hagan perder el norte

Asimismo, ha asegurado que permiten cuadrar el déficit y mantener el rumbo económico sin bandazos que hagan perder el norte. "A nadie le va mejor que a España en crecimiento y empleo, algo bueno estamos haciendo", ha dicho, tras asegurar que las cuentas de 2017 siguen luchando contra la crisis, pero apostando por el gasto social, las pensiones, la dependencia, la sanidad y la educación.

De hecho, Montoro ha recordado que el Gobierno ha hecho un gran esfuerzo por mantener el gasto social a lo largo de estos años mientras contenía el gasto público en general. Y ahora que el país va mejor, se puede ir gastando más, pero de forma controlada. Por eso, por ejemplo, la inversión pública ya está volviendo, aunque se va a necesitar más tiempo para que se recupere del todo.

"Los ingresos dan para lo que dan", ha subrayado el ministro, para quien las prioridades siguen siendo el gasto social, reducir el déficit y bajar el endeudamiento. "Este es el camino seguro", según ha dicho, tras insistir una vez más en que son los mejores Presupuestos que se podían presentar en un momento como el actual.

Eso sí, el ministro ha reconocido que no llevarán el país directo a la cima, ni le conducirán al abismo, por lo que ha pedido a los grupos que abandonen este tipo de debate y se centren en lo que es mejor para España y para los españoles y no en ganar las batallas dialécticas. "Ni séptimo cielo, ni siete plagas", ha subrayado.

Comprometidos con las CC.AA.

También ha defendido el compromiso de las cuentas con las comunidades autónomas, que son las que gestionan la mayor parte del gasto en sanidad y educación. Por eso, su dotación sube en 5.000 millones. Montoro, de hecho, no entiende que los dirigentes autonómicos no estén satisfechos con esta mejora y cree que son ellos los que tendrán que dar explicaciones a los ciudadanos que los han votado.

En definitiva, el ministro se ha mostrado convencido de que, tras diez años de crisis, estos Presupuestos permiten a España tener la "formidable oportunidad" de superar la "larga pesadilla" en la que ha estado sumida. "La crisis nos ha dado la oportunidad de aprender una lección: defendernos de la propia crisis", ha dicho.

Y es que en ocasiones la enfermedad acaba inmunizando al cuerpo y, aunque el Gobierno no aspira a tanto, sí pretende salir del ajuste con anticuerpos suficientes para evitar el colapso si se produce una futura crisis. "Animo a los diputados y a los grupos a que se paren a recontar las cosas que nos unen y a que dejen atrás las que nos separan", ha añadido.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba