Economía

Más de 2.000 M€ en juego: por qué Pastor y Cifuentes rechazan la ‘operación Chamartín’ de Carmena

La confrontación entre las administraciones por el desarrollo del norte de Madrid es, además de ideológica, económica.

Ana Pastor y Cristina Cifuentes, unidas en el rechazo al plan de Carmena para el norte de Madrid
Ana Pastor y Cristina Cifuentes, unidas en el rechazo al plan de Carmena para el norte de Madrid Comunidad de Madrid

Ninguna de las personas convocadas para la reunión de este viernes en el Ministerio de Fomento para tratar sobre la 'operación Chamartín' tenía la más mínima esperanza de que se desbloqueara un asunto que lleva casi un cuarto de siglo sin poder concretarse. Pero quizá tampoco se esperaban posturas tan enconadas ni negativas tan tajantes al plan del Ayuntamiento, que llevó a la ministra en funciones, Ana Pastor, a fijar un nuevo encuentro para dentro de dos semanas. Porque si algo quedó claro en la cita es que hay mucho dinero en juego, más de 2.000 millones de euros, a los que ni Fomento ni la Comunidad de Madrid están dispuestos a renunciar.

Pero en la reunión también se encontraban la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo. Ni siquiera habían transcurrido 48 horas desde que la Comisión de esta área había rechazado la aprobación definitiva del plan que daría al fin luz verde al inicio del proyecto de Distrito Castellana Norte (DCN), liderado por BBVA. Y apenas han pasado diez días desde que Carmena y Calvo presentaron en sociedad "Madrid Puerta Norte", la versión municipal de la 'operación Chamartín'. Ambos movimientos, junto a la previsible ratificación en el próximo pleno municipal de la negativa a aprobar el plan urbanístico, cierran la puerta a los mencionados ingresos para las administraciones.

Gobierno y Cominidad consideran el plan del Ayuntamiento economicamente inviable 

Y por ahí no están dispuestos a pasar ni el Ministerio de Fomento ni la Comunidad de Madrid. Ana Pastor aseguró al término de la reunión que la operación propuesta por el Ayuntamiento de Madrid es inviable desde el punto de vista económico. Inviable, sobre todo, para Renfe y Adif, propietarios de algo más del 60% del suelo en el que está previsto el desarrollo. Las compañías públicas percibirían algo más de 1.200 millones de euros por los terrenos en el caso de que el proyecto de DCN saliera adelante.

Otra cuestión inquieta a la ministra en funciones. Con el proyecto del Ayuntamiento, la estación de Chamartín, que el Ministerio quiere convertir en un 'hub' para la alta velocidad y la conexión con el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, contará con un entorno mucho menos desarrollado.

El veto de la Comunidad

Por su parte, la Comunidad de Madrid es propietaria de un 10% del suelo, aproximadamente. Con el desplome de la propuesta de DCN, el Gobierno regional ve esfumarse un plan que incluye, entre otras cosas, la construcción de tres nuevas estaciones para el Metro de Madrid (controlado al 100% por el Ejecutivo), que sería sufragada por el promotor. En los 20 años previstos para el desarrollo, la Comunidad de Madrid ingresaría una cantidad en el entorno de los 1.000 millones de euros.

Sin la aprobación de la Comunidad el plan tampoco saldrá adelante

Al término de la reunión, la presidenta autonómica, Cristina Cifuentes, se encargó de recordar que del Ejecutivo que preside depende que el proyecto del Ayuntamiento para el norte de Madrid salga adelante. La Comunidad de Madrid debe aprobar el nuevo plan urbanístico que tendría que plantearse y, evidentemente, no lo haría en estas condiciones.

El Ministerio de Fomento está en una situación de en funciones, pendiente de la nueva consulta electoral del 26 de junio. Pero no es el caso de la Comunidad de Madrid, cuya legislatura discurre en paralelo con la del Ayuntamiento de la capital.

Fomento y Comunidad de Madrid irán de la mano siempre en este caso, no en vano tienen más de 2.000 millones de razones para hacerlo. Sólo un cambio de signo político en el Gobierno central podría romper esa lógica económica. Y aun dándose ese caso, la capacidad de veto está en la Comunidad de Madrid.

El pleno certificará el final de DCN

La próxima semana, el pleno del Ayuntamiento de Madrid sepultará definitivamente, salvo sorpresa, el proyecto de DCN, toda vez que la denegación del plan parcial que lo hacía posible forma parte del orden del día. Es decir, que en la próxima reunión convocada por la ministra de Fomento en funciones ya sólo podrá hablarse de Madrid Puerta Norte.

Manuela Carmena aseguró al término del encuentro que es posible que el proyecto del Ayuntamiento de Madrid no se haya entendido bien. En algo ha podido influir el hecho de que se presentó ante los medios de comunicación antes que a las administraciones y al promotor y que, además, no hay mucha más información que la desgranada aquel día.

El hecho de que la cuestión económica haya centrado el debate quizá desmienta la apreciación de la primera edil de la capital: Fomento y la Comunidad de Madrid han entendido muy bien el plan del Ayuntamiento. Y por eso lo rechazan.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba