Economía

Marypaz, una nueva decepción de la moda para Black Toro

El fondo catalán fracasó en su intento de vender la compañía o encontrar un socio financiero que le inyectase capital para evitar el concurso de acreedores. Un escenario similar al ocurrido en agosto con Forecast y Amichi 

Tienda de MaryPaz
Tienda de MaryPaz Wikimedia Commons

Black Toro Capital (BTC) intentó desde este verano hasta esta misma semana encontrar un socio que le ayudara a sacar adelante MaryPaz, como adelantaba Vozpópuli en julio. Pero fracasó en el intento. "No se ha encontrado en el sector financiero el apoyo necesario para continuar con los planes de desarrollo del negocio", se resigna el fondo en un comunicado remitido a este medio. 

El pasado martes, la compañía que compró BTC en 2016 presentó en el Juzgado mercantil de Sevilla la declaración de proceso concursal ante la imposibilidad de poder afrontar sus compromisos financieros. Un escenario que vivió hace pocos meses Disedis, la sociedad que controla las tiendas de otros dos operadores de moda que compró BTC, como la firma de moda femenina Amichi.

El fondo de capital riesgo que lidera Ramón Betolaza adquirió Amichi por 15 millones un año después de rescatar a MaryPaz. BTC tomaba el control y renovaba a toda la cúpula directiva, que hasta entonces dominaba la familia Amich, excepto a la hija del fundador Thaïs Amich (hija del fundador) que se mantuvo la división de diseño. 

Los planes de Black Toro eran multiplicar por cinco la red de 40 tiendas de Amichi e impulsar su expansión internacional. Una estrategia que se reforzaba meses después con la compra de la firma masculina Forecast y, en mayo de 2019, con la compra de In Situ, la matriz de las marcas Trucco y Naëlle, que también se encontraba en proceso de concurso de concurso de acreedores.  

Es decir, en julio de este año, el fondo de capital riesgo tenía en su porfolio un selecto grupo de marcas icónicas de la moda, como MaryPaz, Amichi, Forecast, Trucco y Naëlle, con el objetivo de sacarlas de su crisis y devolverlas a lucir en los escaparates. Pero, un mes después, Amichi se declaraba en concurso de acreedores. Black Toro no lograba soluciones para hacer frente a los cerca de 28 millones de euros que debía la firma de ropa femenina. Y, en octubre, ha tenido que ceder en su apuesta por MaryPaz. 

Un plan fallido para MaryPaz

Black Toro Capital (BTC) explica a este medio que en estos tres años ha intentado aplicar un plan estratégico para MaryPaz que tuviera entre su principal objetivo "la expansión internacional, la profesionalización de sus equipos, el dinamismo y la calidad de su catálogo de productos, y el mantenimiento de una política de precios asequibles", explican. 

Este proyecto ha dado ciertos brotes verdes en 2018, con unos datos de facturación de 98,8 millones de euros, un 16% más que el año anterior, pero con unos números rojos en su resultados bruto de explotación de tres millones de euros. Su red de tiendas en España alcanza los 200 establecimiento, en el extranjero logra una presencia de 19 tienda repartidas por Portugal, Francia, Malta, Marruecos y Túnez.

Pero no ha sido suficiente. BTC culpa de este fracaso a la "desconfianza de los bancos, alimentada por las dificultades que atraviesa el sector retail, se ha visto agravada por los cambios en la normativa bancaria que obliga  a las entidades a provisionar los créditos de los sectores en crisis, un contexto que ha  supuesto para la capacidad crediticia de la compañía un profundo obstáculo", concluye.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba