Economía

Empresarios y banqueros, abochornados, alertan de la irresponsabilidad de Rajoy y Sánchez

El poder empresarial y financiero está harto del parón que sufre España y, desde su retiro vacacional, critica duramente el pasotismo de Rajoy, al que ven con ganas de terceras elecciones, y el inmovilismo de Sánchez, más volcado en su salvación política que en facilitar la formación de Gobierno.

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, en uno de sus encuentros en Moncloa.
Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, en uno de sus encuentros en Moncloa. EFE

Los ciudadanos en general, y de entre ellos los más poderosos e influyentes en particular, asisten abochornados esta semana estival al espectáculo montado por Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, líderes no sólo de los dos principales partidos del país sino también, quizá de forma surrealista, de esa tenebrosa vergüenza nacional que supondría llegar a unas terceras elecciones generales en Navidad.

Los dos anteponiendo sus intereses personales y su supervivencia política a los del resto de la ciudadanía, anclados en su inmovilismo y dispuestos a tirar por la borda más de un año crucial que debería haber sido el de la consolidación de la recuperación económica y el del comienzo de la regeneración democrática que nunca llega.

Los grandes del Ibex y de la Empresa Familiar muestran su "vergüenza ajena" por el comportamiento de los dos líderes y ven con pavor que haya nuevas elecciones el 25-D

Este diario ha hecho ronda entre los directivos de las empresas y bancos que se han dejado molestar en pleno agosto y ha constatado el “hondo malestar” y “la vergüenza ajena” de muchos de ellos ante el espectáculo que está dando estos días la clase política.

Algunos han contestado por teléfono y otros por WhatsApp, pero todos coinciden en criticar, eso sí en el más absoluto ‘off the record’, la “irresponsabilidad manifiesta” de Rajoy, “al hacer el paripé” de someter al Comité Ejecutivo del PP las condiciones impuestas por Ciudadanos para apoyar su investidura.

Y después salir sacando pecho y decir que el partido de Albert Rivera no ha impuesto condiciones y, de haberlas, en el PP las “podemos aceptar o no”. Mientras tanto, Pedro Sánchez, volviendo de la playa, sin coger el teléfono a las supuestas llamadas realizadas desde Moncloa y manteniendo su bloqueo a la investidura.

Uno de los directivos critica lo que la mayoría de los españoles ya sospecha, que “Rajoy parece estar jugando la baza de unas terceras generales, a sabiendas de que mejoraría resultados y podría aspirar a una mayoría, con o sin compañía, que le permitiría gobernar a sus anchas”.

¿A qué viene ese "paripé" de someter al Comité Ejecutivo del PP el documento de C's?, se pregunta un directivo, que ve en Rajoy un interés dilatorio

Y en su deriva, cargar con la culpa de los terceros comicios al líder del PSOE, por enrocarse en el ‘no’ y desatender las peticiones de sus casposos barones.

Otro ejecutivo, por WhatsApp, se ríe, con mucha preocupación, del “ridículo que está haciendo Pedro Sánchez, obsesionado en parapetarse en su machito, en lugar de en desbloquear la formación de Gobierno”.

Mejor parado sale Rivera, al que se la ha tildado de ‘candidato del Ibex 35’ y ‘marca blanca del PP’, pero que sigue siendo la esperanza del empresariado y sector financiero patrios. Ciudadanos ha aguantado el envite lanzado el miércoles por Rajoy y en lugar de “mandarle a freír espárragos”, en palabras de otro directivo consultado, ha tirado del manual de responsabilidad que se le presupone a cualquier líder político y se ha visto, de nuevo, con el que un día antes ninguneó su documento de exigencias.

Algo, aunque poco, se ha avanzado este jueves. “En el PP parece que se han dado cuenta de la sobrada del presidente en la rueda de prensa del miércoles y han optado por hacer un mínimo gesto”, señala otro de los consultados. Después de casi dos meses de “bochorno generalizado”, en el que cada líder sólo ha mirado por sus intereses, por fin se ha producido un pequeño avance. Rajoy, tras el desplante del miércoles, este mismo viernes firmará las seis condiciones contra la corrupción impuestas por la formación de Rivera y los equipos negociadores comenzarán a trabajar.

En el PP se asustaron del desplante de Rajoy el miércoles y ayer decidieron hacer un ejercicio de responsabilidad para desbloquear la situación

Desatascado este escollo, ya hay fecha para el debate de investidura (30 de agosto), lo que permite adivinar que las terceras elecciones generales serían el 25 de diciembre. La desbandada de votantes puede ser histórica y el triunfo del PP, cuyos electores son fieles y van todos a una, podría devolver a España a los abusos de la mayoríaabsoluta que tanto daño ha hecho a la democracia en los últimos cuatro años de legislatura.

Ahora, la patata caliente está en el tejado de Ferraz y Pedro Sánchez, que dispone de menos de dos semanas para tamizar su postura para facilitar un Gobierno de Rajoy o, en su caso, votar ‘no’ e intentar formar gobierno con Podemos y el resto de fuerzas de izquierdas.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba