MIFID II

MIFID II ya está aquí: ¿Cómo afectará al pequeño invesor?

El segundo nivel de la directiva sobre Mercados de Instrumentos Financieros (MIFID) fue aprobada por el Parlamento Europeo en 2014 y ya ha entrado en vigor

Foto de archivo.
Foto de archivo. Pixabay

La directiva comenzó a andar hace ya más de diez años con la misión de crear un mercado único de servicios financieros de la Unión Europea, fomentar la transparencia y la seguridad de contratación de productos financieros y asentar un marco de regulación común. 

A pesar de que en Europa ya haya entrado en vigor, en España su trasposición no se ha completado aún. El Consejo de Ministros aprobó a través de un Real Decreto-Ley una parte de las trasposición de esta directiva al ordenamiento jurídico español, concretamente la relativa a centros de negociación (mercados regulados, sistemas multilaterales de contratación y sistemas organizados de contratación).

Según explicaron tras la aprobación de esta norma fuentes del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad a Europa Press, esta trasposición parcial de la directiva comunitaria evita que los intermediarios financieros opten por operar en otros mercados al considerar el español no cumple con los requisitos que establece MIFID II.

Para entender al detalle MIFID II, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha realizado un libreto con preguntas y respuestas relacionadas con el tema. 

Puntos básicos

A pesar de que la norma es muy amplia, hay cuatro puntos básicos que el pequeño inversor tiene que tener en cuenta y que le van a beneficiar. 

Los bancos tendrán que hacer una diferencia entre "vender" y "atesorar". El matiz es muy importante, porque las entidades tendrán que informar sobre si comercializa o asesora. En el primero de los casos, el banco ofrece productos para que el cliente escoja y en el segundo ofrece propuestas personalizadas según la situación del cliente. Además, el asesoramiento podrá ser dependiente o independiente.

En el asesoramiento no independiente se tendrá que dejar claro qué comisiones y de quién se cobran. En el asesoramiento independiente se cobrará una comisión explícita por el servicio de asesoramiento.

Esto lleva a otro punto muy importante ya que con la nueva normativa se pretende potenciar el asesoramiento personalizado y especializado. Esto implica que el cliente tendrá que pagar por información. No obstante, esto no tiene que ser negativo. Ahora se definirá el perfil inversor de cada persona cliente y sólo se le ofrecerán productos que encajen con su perfil.

Más formados 

Los asesores financieros tendrán que tener una certificación específica sobre economía y finanzas para demostras su nivel de formación. Además, tendrán que tener mínimo medio año de experiencia previa para desarrollar su actividad de manera autónoma. 

Por último, será imperando que el cliente este mejor información. Se definirá cuál es la calidad del producto que contrate y cuánto le costará la gestión del ahorro y de sus sus inversiones.

Otro de los aspectos que los inversores deberán tener en cuenta es que la entidad tendrá que justificar la calidad del producto que el cliente contrate. Para ello, la entidad realizará un análisis previo de coste-beneficio para asegurar que el producto contratado le valga la pena.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba