Motor

La Justicia alemana condena a Volkswagen por el 'dieselgate' a devolver a un cliente el importe de un coche de segunda mano

Todavía existen otras 60.000 denuncias individuales y una macro demanda colectiva pendientes de juicio

La sentencia del Tribunal Supremo alemán puede suponer para VW millonarias indemnizaciones en las demandas pendientes de resolver.
La sentencia del Tribunal Supremo alemán puede suponer para VW millonarias indemnizaciones en las demandas pendientes de resolver.

El Tribunal Supremo alemán ha emitido una sentencia a nivel individual que podría marcar la decisión de la macro demanda colectiva –y también las más de 60.000 individuales pendientes– y supone un viraje en el caso del escándalo del falseo de las emisiones de Volkswagen al reconocer el derecho a indemnización de un cliente afectado. El tribunal dictaminó que el comprador de un vehículo equipado con un dispositivo de desconexión ilegal –el que manipulaba las emisiones en las pruebas de homologación– puede exigir el reembolso del precio de compra abonado devolviendo el coche al fabricante, pero debe descontar de él "la ventaja de uso obtenida", es decir, los kilómetros recorridos.

El demandante, según la sentencia, asumió una "obligación contractual involuntaria" basada en un "engaño intencional equivalente a un comportamiento inaceptable" en el que radica el perjuicio del comprador, que obtuvo un vehículo "no plenamente utilizable según su propósito". La denuncia la interpuso el propietario de un Sharan con motor diésel de dos litros del tipo EA189 y norma Euro 5, adquirido de segunda mano con 20.000 kilómetros en enero de 2014, y exigía al fabricante la devolución integral del precio inicial del vehículo, 31.490 euros.

Volkswagen, por su parte, argumentó que el vehículo pudo ser empleado con normalidad en todo momento por su propietario, por lo que no corresponde pagar indemnización alguna, y que además tres años después de la compra se realizó gratuitamente la actualización del software del coche con el que, según el fabricante, se subsanó cualquier posible daño. El caso pasó primero en octubre de 2018 por la Audiencia de Bad Kreuznach, que rechazó la demanda, y después por la Audiencia de Coblenza, en junio de 2019, que decidió que Volkswagen indemnizase con 25.616,10 euros con intereses al propietario, una sentencia que ambas partes recurrieron.

El recurso de Volkswagen, que buscaba que se desestimara la demanda, "mayoritariamente no tuvo éxito" y sólo prosperó mínimamente en algunos puntos secundarios, indica el comunicado del Tribunal Supremo que recoge Efe. En tanto, la revisión del demandante, que reclamaba el reembolso total del precio de venta por valor de 31.490 euros y sus correspondientes intereses, sin descuento del uso dado al vehículo, a cambio de la entrega del mismo, "no tuvo éxito", precisa.

Aunque se trata de una querella individual, la sentencia sienta precedente al haber sido dictada por el alto tribunal alemán y al reconocer el derecho de indemnización a los compradores. Se estima que la sentencia, a pesar de referirse a un caso concreto, servirá de referencia a instancias inferiores, lo que podría tener un impacto en las más de 60.000 denuncias individuales pendientes. Volkswagen llegó hace unos meses a un acuerdo con 235.000 clientes –representados en una asociación– para indemnizarlos extrajudicialmente por un montante total de 750 millones de euros, entre 1.350 y 6.250 euros por cliente según el modelo. El bufete de abogados Von Rueden, que en Alemania representa a 12.000 clientes afectados, celebró la sentencia del Supremo y recordó que "Volkswagen lleva tiempo intentando evitar esta decisión con acuerdos extrajudiciales".

Una sentencia favorable que podría llevar a una nueva oleada de demandas. "El 'dieselgate' no ha hecho más que comenzar", señalan en relación a los juicios pendientes ante el Tribunal de Justicia Europeo, un escándalo que le podría salir ahora muy caro a Volkswagen. El portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, evitó comentar la sentencia y se limitó a subrayar una vez más que "es un hecho que el sector automovilístico es de gran relevancia para la economía alemana" y que escándalo de la manipulación de gases contaminantes "afectó gravemente su credibilidad".

La OCU anima a VW España a compensar a los clientes

Tras conocer la sentencia, la organización de consumidores OCU anima a Volkswagen a compensar a los clientes españoles. En un comunicado, considera acreditado que Volkswagen puso en marcha un sistema para engañar tanto a las autoridades como a los consumidores sobre las emisiones de sus vehículos, y defiende que los consumidores españoles tienen los mismos derechos que sus homólogos alemanes.

El "engaño" llevado a cabo por Volkswagen tiene una magnitud global y afecta a miles de consumidores en todo el mundo, por lo que la respuesta de la compañía debe ser global, independientemente de la nacionalidad de los consumidores. La OCU aplaude esta decisión que podría influir en el resultado de los procedimientos judiciales en curso en España y en otros países europeos donde aún está la causa pendiente en los tribunales, como Austria, Bélgica, Eslovenia, Francia, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Portugal y Suiza.

En la misma línea, la Agrupación de Afectados por Volkswagen ha mostrado su satisfacción por la condena que obliga a la automovilística a recomprar el vehículo al ciudadano alemán afectado por el 'dieselgate'. La decisión del Supremo alemán, destaca esta agrupación, crea jurisprudencia en el país, donde hay más de 11 millones de vehículos afectados, y también marca un precedente para el resto de demandas interpuestas en toda Europa, ya que en la sentencia queda establecido que el fabricante "dañó deliberadamente a sus clientes con un comportamiento inmoral".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba