Economía

Interior aumenta la vigilancia sobre las empresas del Ibex para garantizar los servicios básicos

También lo hace con empleados de infraestructuras críticas públicas de industrias como la nuclear o la química

Fernando Grande-Marlaska.
Fernando Grande-Marlaska. EFE

El Ministerio del Interiorha intensificado de forma notoria la vigilancia sobre los operadores críticos, aquellas empresas y organismos imprescindibles para que el ciudadano tenga garantizados a los servicios básicos durante el estado de alarma impuesto por el coronavirus. Lo hace a través del CNPIC (Centro Nacional de Protección de Infraestructuras Críticas), quien recaba información de empresas del Ibex 35 como Santander, BBVA, Caixabank, Sabadell, Bankia, Telefónica, Iberdrola, AENA, Gas Natural, Indra o Repsol, entre otras. Recoge información tanto de las empresas como de sus empleados.

"Se recoge información de los operadores críticos de los sectores o subsectores estratégicos, en concreto de las actividades principales así como del colectivo o personal vinculado con las tareas o funciones necesarias para el mantenimiento de los servicios esenciales para la ciudadanía. Los mismos datos se requieren de otras actividades que son conexas a la principal, imprescindible para la prestación del servicio esencial", explica a Vozpópuli el director del CNPIC, Fernando J. Sánchez. 

El Ejecutivo reclama estos datos para garantizar el correcto funcionamiento de los servicios antes citados durante el estado de alarma. Es algo que se hace normalmente, pero en estos días el seguimiento de estas empresas y organismos se ha intensificado. El Real Decreto aprobado para declarar el estado de alarma marca en concreto doce sectores estratégicos (entre ellos energía, sistema financiero, transporte, alimentación, salud, nuclear, investigación o agua) que son los que permiten a la población mantener las funciones vitales y desarrollar su trabajo con los menores inconvenientes posibles.

La tarea de protección está encomendada al CNPIC, un organismo formado por miembros la Policía Nacional y la Guardia Civil

La mayoría de las empresas con infraestructuras críticas que soportan los servicios esenciales en España pertenecen al Ibex 35, pero no todas. También hay otras que no están en este grupo pero son que son imprescindibles para el funcionamiento de los servicios básicos. La tarea de protección está encomendada al CNPIC (Centro Nacional para la Protección de Infraestructuras Críticas), un organismo formado por miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE), es decir, agentes tanto de la Policía Nacional como de la Guardia Civil.

El organismo ha establecido un canal informativo que funciona de forma ininterrumpida y bidireccional. Las empresas también consultan dudas o ponen en conocimiento del CNPIC problemas para su resolución. "Para coadyuvar a una mejor gestión de la crisis y atender a las necesidades planteadas por los operadores críticos, el CNPIC ha reforzado su colaboración con estos sectores, con acciones tales como la canalización de instrucciones y la resolución de problemas de tipo logístico, de personal, o sanitarios, manteniendo un canal permanente de comunicación y asistencia con todas estas entidades abierto 24 horas", asegura Sánchez.

El conocido como 'Sistema PIC' engloba a las 180 empresas y organizaciones consideradas operadores críticos en España. Todas tienen acceso a una plataforma exclusiva de información, restringida y clasificada, creada para afrontar la situación generada por el COVID-19 con el fin de recoger y compartir información de las empresas y organizaciones que brindan servicios críticos. Se trata de un sistema de comunicación bautizado como '∏3' (Pi3), acrónimo de 'Plataforma de Intercambio de Información sobre Infraestructuras', que garantiza la confidencialidad y seguridad de los datos. Comunica y enlaza a todos los agentes implicados en el 'Sistema PIC'.

Las pymes y grandes superficies alimentarias también están siendo objeto de recogida de información por parte del CNPIC

App móvil

La plataforma '∏3' se complementa con una aplicación móvil, denominada 'AlertPIC', de uso exclusivo por aquellos que forman parte del grupo de operadores críticos. Permite el acceso en tiempo real de información de interés. "Por este canal los propios operadores canalizan dudas, sugerencias o información no clasificada. Es como un WhatsApp o un Telegram privado. Por si fuera poco se dispone de un servicio telefónico 7x24 atendido permanentemente por el personal del centro. Entre todos estos sistemas hemos gestionado alrededor de 3.800 consultas desde que se declaró el estado de alarma", declara Sánchez.

A la pregunta de a qué tipo de empleado está reclamando información el CNPIC, la respuesta es que "al inicio de la crisis se solicitó a los propios operadores críticos que fueran ellos mismos los que especificaran las tareas y el personal imprescindible para realizar las mismas, ya que son los que conocen mejor su ámbito de trabajo, para garantizar el servicio básico ciudadano. Ha sido a este personal al que el CNPIC ha dotado de las pertinentes acreditaciones, ya que están vinculados con las tareas necesarias o imprescindibles para el mantenimiento de los servicios esenciales. A día de hoy se han emitido más de 260.000 acreditaciones, de este tipo de personal laboral", prosigue Sánchez.

El fin es que el ciudadano desarrolle su vida de manera plena. Que abra un grifo y corra agua, que al tocar un interruptor haya luz, que pueda repostar combustible, ir a la farmacia y obtenga los medicamentos necesarios y que al ir a la compra se pueda abastecer"

Fernando J. Sánchez, director del CNPIC

También a pymes y superficies alimentarias

El CNPIC también tiene en su radar a pequeñas y medianas empresas. Las pymes tienen un peso porcentual de presencia en el tejido empresarial español de entorno al 95%. Muchas de ellas también colaboran al abastecimiento de la población, por eso el Gobierno las incluye en su plan de recogida de información para garantizar su continuidad de los servicios esenciales durante el estado de alarma.

Algo extensible, en buena lógica, a las grandes superficies alimentarias (Carrefour, Alcampo, Mercadona, Hipercor...). "En el sector de la alimentación se recabó esta información a través de los propios operadores críticos que fueron los que participaron en todas aquellas actividades conexas que son imprescindibles para el mantenimiento de las actividades principales del propio sector. No se realiza investigación policial propiamente dicha, lo que se hace, desde el punto de vista policial, es facilitar que ese personal pueda desempeñar sus tareas con la cobertura legal suficiente, y apoyarlas en la medida de nuestras posibilidades", declara Sánchez.

El fin último de todo esto, según el director del CNPIC, es que el ciudadano "pueda desarrollar su vida de manera plena. Que abra un grifo y corra agua, que al tocar un interruptor haya luz, que pueda repostar combustible, ir a la farmacia y obtenga los medicamentos necesarios y también, como es lógico, que al ir a la compra que se puedan abastecer de todos los productos que necesiten y con las medidas de seguridad idóneas".

Para ello el organismo está en contacto permanente con los responsables de seguridad y enlace de todos los sectores, incluido el de la alimentación, y "muchas de las superficies alimentarias, que nos comentan todo lo necesario, dudas, consultas o incidencias que se estén produciendo, para que se resuelvan las mismas o se eleven al Centro de Coordinación del Ministerio del Interior, en caso de que la respuesta que se necesite implique de una aprobación y/o coordinación superior".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba