IMPUESTOS

Hacienda discrimina a parejas de hecho registradas en otras comunidades para calcular el impuesto de Sucesiones

Las parejas de hecho registradas en una comunidad autónoma pierden sus derechos tributarios en otras comunidades en las que no están dadas de alta

Tribunal Económico Administrativo Central.
Tribunal Económico Administrativo Central.

La Agencia Tributaria considera que la relación de parentesco que existe entre una pareja de hecho registrada en una comunidad autónoma determinada no está en vigor cuando esa pareja se traslada a otra comunidad en la que no está dada de alta, y no acepta por tanto esa relación a la hora de calcular el tipo impositivo del Impuesto de Sucesiones que debe pagar uno de los miembros de la pareja de hecho en caso de que el otro fallezca.

Este planteamiento es el que ha impedido que una pareja de hecho que no estaba registrada en la Comunidad de Madrid haya sido considerada como tal a la hora de calcular el tipo impositivo del Impuesto de Sucesiones que debía pagar ella por heredar al fallecer él, que en esta Comunidad está bonificado al 99% para las relaciones de primer y segundo grado, pero no cuenta con ninguna ventaja fiscal para los herederos de Grado IV (personas distantes y extraños).

El Tribunal Económico-Administrativo Central (TEAC), en una resolución a la que ha tenido acceso Vozpópuli, ha confirmado que se debe denegar "la reducción por parentesco de la base imponible del Impuesto de Sucesiones tras el fallecimiento", dado que la pareja de hecho no estaba inscrita en el Registro habilitado a ese efecto por la Comunidad de Madrid.

Ella alegaba que dado que la normativa de la Comunidad de Madrid equipara las uniones de hecho a los matrimonios "proceden las reducciones, coeficientes multiplicadores y bonificaciones del grupo II de tributación", en el que se incluyen descendientes y adoptados de veintiuno o más años, cónyuges, ascendientes y adoptantes. Esta lectura no la comparte, sin embargo, la Agencia Tributaria ni tampoco el TEAC.

Prima el fin recaudatorio 

"Este Tribunal Central considera que la inscripción en el registro es una acreditación de una situación de hecho, de modo que resulte posible aplicar el régimen jurídico que en el ámbito de competencias autonómico se ha posibilitado con la aplicación de la reducción en el Impuesto sobre Sucesiones para el supuesto de pareja de hecho inscrita. La falta de inscripción supone la falta de uno de los requisitos (...) necesarios para que sean de aplicación los beneficios referidos para la pareja de hecho", concluye el TEAC.

Javier Lucas, socio director del área tributaria del despacho Ceca Magán Abogados, defiende en declaraciones a este medio que "lo preocupante es que la Administración Tributaria, en casos como este, no hace una interpretación finalista de la norma, es decir, conforme a lo perseguido por el legislador, y ello desemboca en resultados que colisionan con los derechos que la norma quiere reconocer al contribuyente".

"En el presente caso, el legislador busca la equiparación de las uniones de hecho y los matrimonios y la interpretación que hace la Administración Tributaria impide tal equiparación", apunta. 

El experto sostiene además que no es coherente que el TEAC dude de que una pareja de hecho lo sea por el mero hecho de que no esté dada de alta en una comunidad, ya que las uniones de hecho no pueden estar registradas en todas las comunidades de forma simultánea.

En su opinión, con esta actitud, "la Administración demuestra que parte de la premisa de que los contribuyentes que quieren beneficiarse de una bonificación fiscal tienen una voluntad elusiva, en lugar de entender que esos beneficios fiscales "están puestos por el legislador para incentivar algo". La Agencia Tributaria, por su parte, en lugar de actuar con criterios de legitimidad y ecuanimidad, "da prioridad a su fin recaudatorio", lamenta Lucas.

El TEAC no tiene que intentar que no se apliquen los incentivos fiscales, solo debe velar porque no se abuse de ellos"

Por ello, recomienda a las parejas de hecho que cambien de comunidad de residencia que se den de baja del registro de la comunidad en la que se encontraban y se den de alta en la nueva, y aconseja a aquellos que ya no puedan hacer ese cambio y que se encuentren con este problema lo peleen con la Administración.

El caso antes mencionado será recurrido y pasará a la Audiencia Nacional, que tendrá que decidir si considera o no a ésta una pareja de hecho.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba