Economía

De Ikea a Leroy Merlin o MediaMarkt: historia de la revolución de las placas solares

Con el autoconsumo en boca de muchos, las cadenas no quieren perder el tren y ya incluyen en sus planes el negocio fotovoltaico

Operarios colocan placas solares en un hogar.
Operarios colocan placas solares en un hogar.

Nadie quiere perder el tren del negocio fotovoltaico, aún menos cuando el autoconsumo es foco de muchas miradas. Los gigantes de la distribución son conscientes, por lo que grandes cadenas como Ikea, Leroy Merlin o MediaMarkt ya confeccionan sus planes de negocio teniendo en cuenta este elemento. Todas quieren lanzarse este año a vender placas solares en España.

En este sentido, hace tan solo unos días el CEO de MediaMarkt Iberia, Alberto Álvarez Ayuso, confirmaba en un encuentro con periodistas que su intención era sumarse cuanto antes a la ola de las placas solares y poder venderlas en sus establecimientos, además de ofrecer la instalación en el hogar.

No obstante, no son los primeros en entrar en este negocio. La más adelantada es Ikea, que, aunque aún no ha lanzado el negocio en España -espera hacerlo a lo largo de este año- la compañía soluciones de paneles solares para consumo doméstico en Holanda, Alemania, Polonia, Bélgica, Italia, Suecia y Suiza.

Alianza con eléctricas

Para ello, reconocen desde el gigante sueco de los muebles, es necesario aliarse con empresas energéticas. "En España, por el momento, nos encontramos en una fase inicial de investigación del mercado y centrados en encontrar a ese socio estratégico para desarrollar y acercar esta oferta a nuestros clientes", apuntan fuentes de la compañía. 

En una misión parecida se encuentran en Leroy Merlin, centrados este año en la oferta de solucionesllave en mano de energía solar fotovoltaica. "La compañía aborda este negocio con soluciones adaptadas a sus clientes: desde venta de equipos y componentes a solución completa llave en mano incluyendo suministro de equipos, instalación, tramitación y legalización (para cliente particular)", cuentan las mismas fuentes.

En el caso del gigante del bricolaje, ya ha sellado acuerdos con compañías como Iberdrola y Endesa, en este caso para ofrecer en sus tiendas el contrato de suministro de luz y gas y servicios de mantenimiento.

Negocio para todos

Así las cosas, y casi un año después de que se aprobara el Real Decreto que regula las condiciones para el autoconsumo de electricidad -y lo hace más sencillo-, las grandes cadenas de distribución buscan hacerse un hueco en un negocio incipiente en el que son muchos los actores que quieren participar.

Según los cálculos del sector eléctrico, en España hay 1,7 millones de casas unifamiliares susceptibles de instalar placas. Si se habla de autoconsumo compartido, la cifra podría ascender 20 millones de hogares. Negocio para todos.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Volver arriba