Banca

Ibercaja prepara con Alantra la venta de una cartera inmobiliaria de 600 millones

La entidad aragonesa acelera el desagüe de activos tóxicos de cara a la salida a Bolsa que intentará el próximo año. La operación es conocida como el 'Proyecto Cierzo'

Sede de Ibercaja en Madrid
Sede de Ibercaja en Madrid Tere García

Ibercaja Banco quiere debutar en Bolsa con el viento de cola. Por ello, la entidad aragonesa ha puesto en marcha el 'Proyecto Cierzo', una operación con la que dejar su balance más saneado antes de final de año, según fuentes financieras consultadas por Vozpópuli.

La operación está siendo asesorada por el banco de inversión Alantra y engloba activos adjudicados valorados en 600 millones de euros, según las mismas fuentes. El proyecto podría cerrarse en las próximas semanas. Con ella, el banco espera sacar de su balance más de la mitad de sus adjudicados.

Con esta venta, Ibercaja espera mejorar su rentabilidad de cara a la salida a Bolsa que intentará a partir de la próxima primavera. El máximo accionista del banco, la Fundación Ibercaja, tiene hasta finales de 2020 para reducir su participación por debajo del 50%, desde el 88% actual.

La entidad ha contratado a Rothschild para realizar el trabajo previo al debut al parqué. Fuentes de Ibercaja señalaron que el único escenario que se plantea es salir a Bolsa, no dar a entrada a un gran 'inversor ancla' ni fusiones para diluir a la Fundación. "No hay 'dual track'", explicaron.

Objetivo: mejorar rentabilidad

Ibercaja está confiada por "el interés por acompañarnos" hacia la salida a Bolsa. Especifican que Rothschild no cobrará un euro por su trabajo de los próximos meses si la operación no llega a buen puerto.

La clave para la entidad durante este tiempo es mejorar la rentabilidad que se presentará a los inversores a partir de 2019. El retorno sobre fondos propios (ROE) está actualmente en el 4%, lejos del objetivo del 8-9% del plan estratégico. De ahí la venta del 'Proyecto Cierzo' y el ERE que está cerrando la entidad de 600 profesionales.

De izda. a dcha., Víctor Iglesias (consejero delegado), Amado Franco (expresidente) y José Luis Aguirre, presidente de Ibercaja Banco.
De izda. a dcha., Víctor Iglesias (consejero delegado), Amado Franco (expresidente) y José Luis Aguirre, presidente de Ibercaja Banco.

Junto a ello, Ibercaja deposita gran parte de sus esperanzas en la recuperación del euribor y la actividad "en Madrid y el Arco Mediterráneo", donde se está dando 1 de cada 2 euros en créditos.

La entidad se muestra optimista sobre el efecto que la desaceleración económica tendrá en Bolsa, para poder encontrar un hueco. Y no cierra la puerta a una posible ampliación de capital con la que poder reforzar su tasa de solvencia, actualmente en el 10,6%, la de máxima calidad.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba