Economía

El IPC se desploma hasta el 1,2% en diciembre por la caída del precio del petróleo

La inflación interanual se redujo prácticamente a la mitad en los dos últimos meses del año: desde el 2,3 % de octubre hasta el 1,2 % en el último mes del año, debido a la depreciación de los carburantes

La caída de los precios de los carburantes y el gasóleo para calefacción ha sido la responsable de que el Índice de Precios al Consumo (IPC), principal indicador de la inflación, cerrara en diciembre en el 1,2%, lo que supone un descenso de cuatro décimas respecto al mes anterior y de cinco en tasa interanual. 

Los datos definitivos divulgados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que coinciden con los adelantados que se dieron a finales del mes pasado, apuntan a que los precios del transporte -determinados por los carburantes- y de la vivienda -influenciados por el gasóleo para la calefacción- son los que más han influido a la baja en el IPC.

El grupo que analiza los precios de los hoteles, cafés y restaurantes también ha bajado en diciembre, debido a la caída de los servicios de alojamiento, mientras que por el contrario el IPC de los paquetes turísticos ha subido hasta el -0,1% (una caída de precios menos pronunciada de la que experimentaron en diciembre de 2017), con lo que han contribuido de forma positiva a la inflación del último mes del año. 

La tasa interanual de diciembre es la vigésimo octava tasa positiva que encadena el IPC interanual e implica que los precios son hoy un 1,2% superiores a los de hace un año. Tras seis meses por encima del 2%, en el último mes del año pasado el IPC ha logrado situarse en su menor nivel desde abril (1,1%).

La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, se mantuvo en diciembre en el 0,9%, con lo que se sitúa tres décimas por debajo de la del IPC general.

En el último mes de 2018, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa anual también en el 1,2%, cinco décimas menos que en noviembre.

El transporte y las rebajas

Si comparamos los precios de diciembre con los de noviembre, que en general fueron un 0,4% inferiores, se observa que las mayores caídas se produjeron en los transportes (-2,8% en comparación con el mes anterior), por el abaratamiento de los caburantes y lubricantes; vestido y calzado (-2,0%) por la campaña de rebajas de invierno; y alimentos y bebidas no alcohólicas (-0,2%), a causa de la bajada de precio de las frutas (-3,9% intermensual).

En este último grupo, compensaron las bajadas de la fruta el encarecimiento de los pescados y mariscos (1,3% más intermensual), tan demandados en época navideña.

La vivienda bajó un 0,1% frente a noviembre gracias a la caída del precio de la calefacción que neutralizó la subida de la electricidad y, en menor medida, del gas. Los precios que más subieron en diciembre frente a noviembre fueron los de los paquetes turísticos (+10,4%).

La bajada de precios se repartió por todas las comunidades autónomas, aunque los mayores descensos se produjeron en Castilla-La Mancha (ocho décimas) y Extremadura (siete), mientras que en Canarias, Andalucía y La Rioja fue donde menos disminuyó la tasa anual (dos décimas en la primera y cuatro en las otras dos).

La ciudad autónoma de Melilla fue la única en la que cayeron los precios en diciembre (-0,3%). 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba