IPC

El IPC eleva su tasa interanual al 1,7% en noviembre por las gasolinas

Los precios siguen al alza y los ciudadanos siguen perdiendo poder adqusitivo. El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,5% en noviembre respecto al mes anterior, y elevó una décima su tasa interanual, hasta el 1,7%, según los datos definitivos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Mientras los precios suben y se acercan al objetivo del 2%, los ciudadanos tienen que hacer frente a este incremento con mejoras de sus renta mucho más modestas. Las pensiones, por ejemplo, subieron solo un 0,25% este año y el sueldo de los funcionarios un 1%. Las subidas parecen insuficientes si los precios son ahora un 1,7% más caros que en 2016.

Y en el sector privado la cosa no va mucho mejor. Sindicatos y empresarios no consiguieron pactar la nenovación del acuerdo de negociación colectiva el año pasado, pero parece que empiezan a acercar posturas. Los empresarios están dispuestos a soltar la mano y mejorar su oferta salarial.

15 meses de subidas

En cualquier caso, los precios siguen subiendo. Según el INE, en esta ocasión son los precios de las gasolinas y el gasóleo para calefacción los que explican el incremento de noviembre. De hecho, la tasa de noviembre es la decimoquinta positiva que encadena el IPC.

En términos mensuales, los precios subieron un 0,5%, una décima más que el año pasado. El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) aumentó una décima su tasa interanual, hasta el 1,8%, mientras que la inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, bajó una décima, hasta el 0,8%, situándose casi un punto por debajo de la tasa general del IPC.

Sube el precio del transporte y baja el vestido y el calzado

¿Qué componentes han hecho que el IPC suba? Ha influido mucho el incremento en más de un punto, hasta el 3,5%, de la tasa de transporte, motivada por la subida de los carburantes. También ha contribuido el aumento en tres décimas, hasta el 2,5%, de la tasa de vivienda por el encarecimiento del gasóleo para calefacción.

En cambio, bajaron los precios del vestido y calzado y los de de hoteles, cafés y restaurantes por el mayor descenso de los precios de los servicios de alojamiento, mientras que la tasa de alimentos bajó una décima, hasta el 2,2%, por el abaratamiento de las frutas, y la de ocio y cultura disminuyó tres décimas, hasta el 1,2%, por el menor coste de los paquetes turísticos.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba