Economía

Huevo frito congelado: el invento español del siglo XXI, en crisis

En 2014 el cocinero oscense Javier Yzuel patentó el huevo frito congelado. Burger King fichó a la empresa de Yzuel como proveedora en 2016, disparando la necesidad de producción de la compañía española. En dos años pasó de producir 12 millones de unidades a 150 millones

Javier Yzuel, en una imagen de 2014.
Javier Yzuel, en una imagen de 2014. Efe.

Tras llevar a cabo pruebas con más de 5.000 huevos, entre 2013 y 2014, Javier Yzuel logró dar con el invento que estaba buscando desde que, años atrás, diera vueltas sin parar a la idea en la Escuela de Hostelería: el huevo frito congelado.

Yzuel, cuyos padres regentaban un restaurante en Los Monegros (Zaragoza), 41 años, patentó y presentó el invento en la Feria de Alimentación de Barcelona ese mismo año, convirtiéndose en todo un éxito. Abrió una fábrica en Vitoria con una capacidad anual de producción de 12 millones de unidades, a través de la empresa Food Style, constituida en 2013. La compañía consiguió firmar contratos con Findus y Makro.

La empresa de Yzuel ha sido declarada en concurso de acreedores, pero mantiene la actividad y espera evitar en breve la situación concursal

En 2016 Yzuel dio el gran salto al lograr convertirse en proveedor de huevo frito congelado de Burger King; a finales de ese año acudió a la Burger King Global Convention, celebrada en Florida (Estados Unidos) con estand propio. El contrato con la cadena de hamburguesas obligó a la empresa española a incrementar su ritmo de producción, y en febrero de 2017 abrió una nueva fábrica en Teruel, con una capacidad de 150 millones de unidades al año. En lugar de Food Style, fue otra compañía, Innovations Foods, en la que Yzuel aparece como apoderado, la que se hizo cargo del proyecto, al que se sumaron nuevos directivos.

Hasta aquí, toda una historia de fulgurante éxito empresarial. Pero algo ha ocurrido en los últimos tiempos que, aparentemente, ha trastocado los planes de Yzuel. El lunes pasado, 30 de mayo, el Juzgado Mercantil número 11 de Madrid declaró el concurso voluntario de Innovation Foods. Desde entonces, no ha habido una comunicación oficial sobre lo ocurrido.

¿Está el huevo frito congelado en crisis en el sentido ‘positivo’, de cambio, de expansión, de reestructuración? ¿O se encuentra el que se ha convertido en uno de los grandes inventos españoles del siglo XXI en crisis en sentido negativo, como el que damos a la palabra cuando hablamos de 'crisis económica'? 

Un halo de misterio envuelve ahora al huevo frito congelado español. En la actualidad, Javier Yzuel aparece con cargos diferentes, según datos consultados en Registro Mercantil, en Innovation Foods y en Food Style. Las dos compañías, en sus páginas web, destacan como producto estrella el huevo frito congelado, aunque Food Style dejó de tener actividad en el año 2016.

Food Style pasó de ingresar 46.359 euros en 2015 a 2 millones un año después

En Innovation Foods, la sociedad que recientemente ha sido declarada en concurso de acreedores, Yzuel aparece como apoderado. De acuerdo a las últimas cuentas disponibles, de 2016, la empresa fue constituida ese mismo año, en el mes de julio, domiciliada en Madrid, y contaba con fondos propios de 1,8 millones de euros y un pasivo corriente por importe de 0,98 millones. La compañía recibió ese año subvenciones públicas por valor de 380.461 euros, procedentes del Ministerio de Agricultura y del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader). Como presidente de la empresa figura Javier Soriano Rouco, director de Madrid Network entre 2007 y 2012.

En su web, Innovation Foods explica que está auditada y aprobada a nivel mundial por Burger King como proveedor oficial de huevo frito congelado. También la empresa incluye como noticia destacada la apertura de la fábrica de Teruel en febrero de 2017.

La compañía indica en sus cuentas de 2016 que, en la cifra de negocio, "0,74 millones de euros han sido facturados a la empresa Food Style en el marco del contrato de cesión entre las dos compañías". En el apartado de pasivos financieros incluye un importe de 104.321 euros que corresponde "a la parte pendiente de pago del contrato de cesión de patente y activos firmado entre Innovation Foods y Food Style". La empresa añade que esa deuda "se cancela en el primer cuatrimestre de 2017".

Fuentes cercanas a la empresa sostienen que ha existido un problema de tesorería pero que se solventará

En Food Style, empresa que cesó la actividad al término de 2016, Javier Yzuel aparece como administrador único. La sociedad, constituida en marzo de 2013 en Vitoria, contaba en 2016 con 28 empleados. En su web, que puede consultarse en la actualidad, Food Style invita a descubrir "el revolucionario mundo de los huevos fritos congelados".

Las cuentas de ese año de Food Style reflejan el cambio que debió sufrir la compañía con el contrato firmado con Buger King: los ingresos pasaron de 46.359 euros en 2015 a 2 millones de euros en 2016; de perder 0,3 millones, la empresa pasó a ganar 24.638 euros en 2016; los gastos de personal, se dispararon de 43.562 euros a más de 680.000 euros.

Este diario pudo finalmente el viernes contactar con fuentes cercanas a la compañía. Las mismas aseguraron que se había producido un problema de tesorería, pero que será solventado; que se está reestructurando el negocio y cambiando al equipo directivo; que se mantiene la actividad, y que próximamente podrá evitarse la situación concursal en la que se encuentra. Larga vida al huevo frito congelado. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba