Economía

Google y Facebook tienen tus datos, y qué

Un usuario realiza una búsqueda en Google con su teléfono
Un usuario realiza una búsqueda en Google con su teléfono Edho Pratama

Google te escucha por el micrófono del móvil. Sabe por dónde te mueves. Qué te gusta. Cuánto mides. Tu edad, tus gustos, tus preferencias, el color de tus ojos y de tu pelo. Sabe si tienes hijos y si tus padres viven. Facebook, más de lo mismo. Incluso, analiza los rostros de sus usuarios a través de la cámara.

"Saben todo de nosotros". Más que una frase, es un mantra que se repite cada cierto tiempo cuando Google, Facebook o cualquier otro servicio o red social sale a escena. Los sucesos en torno a la plataforma de Mark Zuckerberg, con Cambridge Analtytica como máximo exponente, tampoco han ayudado demasiado a sofocar la histeria en torno al tema.

La realidad es otra. No hay apenas casos de mala utilización de los datos de un usuario por parte de las empresas citadas -harina de otro costal son los ciberataques o casos que involucran a otros actores-, como el de Cambridge Analytica, en la que fue un tercero quien vendió los datos de 50 millones de usuarios de la red social a una empresa para que con esa información se influyese en los votos de las elecciones que finalmente ganó Donald Trump.

1.500 millones de usuarios usan Google, mientras su buscador recibe trillones de preguntas al año. Facebook cuenta con 2.300 millones de usuarios al mes, mientras que 1.500 millones de personas consultan todos los días la red social. El pago de servicios con datos compensa

En Europa el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) protege al usuario de lo que se haga con su su información. Es una normativa europea para regular mejor el nuevo mundo de los datos. La lupa se sitúa muy cerca de las empresas de internet. Francia multó hace una semana a Google por falta de transparencia con 50 millones de euros.

La RGPD estipula que el usuario debe ser informado de lo que se hace con sus datos de forma clara y concisa. El equivalente galo de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) sancionó al gigante de internet porque consideró que no era diáfano en este tipo de explicaciones dentro de su Política de Privacidad.

"La multa del regulador francés se impone para exigir al buscador que sea más claro en sus explicaciones con el usuario. Hay que destacar que Google no hace ningún tratamiento con los datos no permitido por la RGPD. Es decir, se sanciona por no informar debidamente, no por un tratamiento ilícito de información. Cuesta encontrar un suceso de ese tipo en Google", asegura Sergio Carrasco Mayans, abogado especializado en nuevas tecnologías de Faseconsulting.

Anuncios

La información recopilada tanto por Google como por Facebook se centra exclusivamente en ofrecer la posibilidad de que las empresas muestren anuncios. Si miran a su alrededor y preguntan, verán que es complicado encontrar a alguien que haya tenido algún problema más allá del bombardeo publicitario.

Si se tiene en cuenta que ambos servicios son gratuitos no parece que la publicidad, que además se suele orientar a los gustos de cada persona, sea un problema. Es un trueque, el de datos por servicios, razonable a tenor de los usuarios detentados por ambas compañías. Más de 1.500 millones de usuarios de todo el mundo utilizan Google, mientras su buscador recibe trillones de preguntas al año. Facebook cuenta con 2.300 millones de usuarios al mes, mientras que 1.500 millones de personas consultan todos los días la red social, con un ritmo de crecimiento anual del 9%. El pago de estos servicios con los datos del usuario parece compensar a ambas partes a tenor de las cifras.

"Utilizamos los datos para mostrarle anuncios relevantes, razón por la cual podemos hacer que nuestros servicios sean gratuitos para todos. Pero esto no significa que vendamos su información personal. Además, el usuario tiene el control sobre sus datos, puede optar por bloquearlos en cualquier momento", explican desde Google. Para simplificar la gestión de los mismos, la compañía cuenta con un centro de datos en el que el usuario puede informarse sobre lo que se hace con ellos, e incluso retirarlos de circulación.

Tanto Google como Facebook disponen de centros para gestionar quién puede ver nuestros datos y especificar lo que deseamos hacer con ellos

Algo similar a lo que ofrece Facebook. La red social permite controlar en cualquier momento la información a través de la opción 'Configuración de Privacidad'. Se puede revisar quién ve tanto nuestras publicaciones como la información del perfil, y elegir qué queremos hacer con ella. Para ello se debe hacer clic en el interrogante de la parte superior de cualquier página de Facebook y seleccionar 'Comprobación rápida de la configuración de privacidad'.

No obstante para Enrique Dans, profesor de Sistemas de Información en el Instituto de Empresa, hay que diferenciar entre Google y Facebook. "Son dos compañías enormemente distintas. Google atesora un montón de datos de ti, de lo que cuentas en tu correo, de lo que buscas, de lo que haces en internet. Sus servicios que están muy bien hechos. Recopila datos pero jamás los venden a nadie y el tratamiento de los mismos es agregado, sin dar datos específicos. Facebook sí permite que una tercera aplicación tenga tus datos de forma más específica y los comparta. Son especies muy distintas. En Google hay ética y Facebook carece de cualquier modelo ético. Facebook es prescindible pero sin Google no podemos vivir", asegura Dans.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba