Pensiones

Golpe de la Airef a Zapatero: la reforma de 2011 no ayuda a jubilarse más tarde

Las personas que se jubilaron en el año 2015 percibieron una pensión inicial 50 euros menor por el efecto de la reforma

Presidente de la AIREF, José Luis Escrivá
Presidente de la AIREF, José Luis Escrivá Emilio Naranjo

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREeF) ha publicado un oportuno documento de trabajosobre la reforma de pensiones que hizo el PSOE en el año 2011 con una conclusión dura para el sistema: la reforma ha reducido los incentivos a que los individuos retrasen su jubilación. Justo lo contrario a lo que recomiendan todos los expertos.

El documento, titulado 'Evaluación de impacto de la reforma del Sistema de pensiones de 2011 en los nuevos pensionistas: periodo 2013-2015' y firmado por Ignacio Moral-Arce y Hugo Ferradans, viene a decir que la reforma ha tenido incluso un efecto distinto al perseguido, ya que ha incrementado el riesgo promedio de jubilación de la población.

La conclusión a la que llegan los autores, que puede no coincidir con la de AIReF, es importante porque el PSOE pretendía lo contrario. Y porque casi toda la literatura que existe sobre la materia apunta a que las medidas que pretenden ofrecer una pensión más alta a los ciudadanos que prolonguen su vida laboral voluntariamente, lo consiguen. Y parece que no es así. 

"Todas las investigaciones anteriores muestran que incrementos en la pensión prevista en el futuro incentiva a los individuos a retrasar su jubilación", sostiene el propio informe del organismo fiscalizador, que poco después desmonta esta teoría con sus datos.

Primer análisis

Además, es el primer análisis a posteriori de la reforma y el único que valora su implicación en el riesgo de jubilación desde una perspectiva de datos de supervivencia. En concreto, la Autoridad Fiscal propone la estimación de un modelo de datos de duración que permita detectar si la entrada de la reforma tiene efectos sobre la probabilidad de jubilación de los individuos.

Y la conclusión es demoledora: la reforma no incentiva a los ciudadanos a retrasar su edad de jubilación, más bien lo contrario. Es importante porque uno de los grandes objetivos que llevan persiguiendo años los gobiernos en España es la prolongación voluntaria de la vida laboral, dada la magnitud del reto que se avecina por el envejecimiento de la población. 

De hecho, una de las medidas que tiene en mente el Pacto de Toledo, que trabaja en las recomendaciones que deben guiar la próxima reforma, es la de permitir compatibilizar el 100% del salario con la pensión. Hoy en día ya se puede compaginar el 50% y hay bastante consenso para llevar la cifra al 100%.

Las personas que se jubilaron en 2015 cobraron una pensión 50 euros más baja por el efecto de la reforma

Pero no es la única conclusión del documento de trabajo. También se analiza el efecto en la reforma sobre la pensión inicial que perciben los nuevos jubilados y concluye, por ejemplo, que los que se jubilaron en el año 2015 percibieron una prestación casi 50 euros más baja que los que lo hicieron en 2010, antes  de que se planteara la reforma.

La diferencia fue de 23 euros en 2013 y 35 en 2014. Y seguirá aumentando con el paso de los años. Pero en este caso lo cierto es que éste sí era uno de los objetivos de la reforma. El PSOE planteó una reforma paramétrica del sistema, centrada en la pensión de entrada, con una serie de cambios sobre los parámetros que afectan al cálculo de la pensión de los nuevos jubilados.

La reforma

Aumenta, por ejemplo, el número de años utilizados en el cálculo de la base reguladora que pasa de 15 años a 25 años; eleva la edad ordinaria de jubilación, que se mueve de 65 a 67 años; y se incrementan los años de cotización necesarios para recibir la totalidad de la prestación: de 35 a 37 años. La reforma es progresiva y tardará años en entrar en vigor completamente, así que estos efectos que ya se ven podrían incrementarse. 

El document es muy oportuno porque las pensiones hoy ocupan un importante espacio en el debate político. La Seguridad Social se sigue desangrando y las perspectivas no pintan demasiado bien para el sistema. Hace falta una reforma y el Gobierno lo sabe. Las pensiones van a ser sin lugar a duda uno de los grandes retos de este Ejecutivo.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba