PGE

El Gobierno sigue confiando en salvar los PGE a pesar del órdago del PNV

Tiene que conseguir sí o sí que los diputados vascos rechacen las enmiendas a la totalidad que se votarán la semana que viene si quiere evitar que se tumbe el Presupuesto y se devuelva al Gobierno.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro EFE

El PNV lanzó ayer un buen órdago al Gobierno: el portavoz parlamentario del PNV, Aitor Esteban, aseguró que su partido tiene preparada la enmienda a la totalidad de los Presupuestos para este 2017 y que, hoy por hoy, no hay acuerdo con el Partido Popular. "Las posturas se mantienen alejadas", llegó a decir el parlamentario vasco, tras asegurar que el texto de la enmienda se ha redactado por si las negociaciones al final no llegan a buen puerto.

Pero el Gobierno tiene fe y sigue trabajando. De hecho, espera que todo quede en un susto y que pueda contar con el apoyo del PNV para rechazar las otras enmiendas a la totalidad que se presentarán con toda seguridad, como la de Podemos o la del PSOE. El plazo para presentar estas enmiendas finaliza este viernes a las 14.00 horas.

El apoyo del partido vasco resulta crucial en estos momentos. El PP necesita que los diputados del PNV se sumen a los de UPN y Foro Asturias, socios electorales del PP, y Ciudadanos y Coalición Canaria, aliados de investidura. Esto aseguraría el voto en contra de 175 diputados y un empate en la votación, suficiente para tumbar las enmiendas y permitir que las cuentas sigan su tramitación parlamentaria.

Las enmiendas se debatirán en el Pleno que se celebrará tras el Puente de Mayo, el miércoles y jueves 3 y 4, en una sesión que comenzará con la intervención del ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro. Tras los debates se producirá una sola votación, que se avecina clave para el futuro del Gobierno. Si no consigue el apoyo del PNV, habrá que seguir con el Presupuesto prorrogado lo que queda de año.

Las enmiendas a la totalidad se debatirán y votarán la semana que viene y el apoyo del PNV resulta crucial

Y ese sería el menor de los problemas. Si los Presupuestos son finalmente devueltos al Gobierno, quedará patente la fragilidad del PP en el Parlamento y se complicará mucho más la negociación de las cuentas de 2018, absolutamente cruciales para asegurar la permanencia del PP en el Palacio de la Moncloa. 

El Presupuesto de 2018

¿Por qué son más importantes? Porque los Presupuestos se pueden prorrogar un año, pero dos prórrogas consecutivas serían totalmente inaceptables. Casi con toda seguridad, el Partido Popular se vería obligado a disolver las Cortes y anticipar las elecciones. Además, la debilidad del Gobierno en el Parlamento sería duramente criticada fuera de nuestras fronteras.

Eso sí, las negociaciones sobre los Presupuestos de 2018 no empezarán hasta bien entrado el mes de junio, momento en el que el Ejecutivo empieza a trabajar en la elaboración del límite de gasto que condiciona después el Presupuesto. Tres meses después, a finales de septiembre, ya tendrían que estar listas las nuevas cuentas para aprobarlas en Consejo de Ministros y presentarlas en el Parlamento.

En definitiva, al menos uno de los dos Presupuestos tiene que salir adelante si el Gobierno quiere acabar la legislatura. Así que el Ministerio de Hacienda acelerará estos días las negociaciones para evitar la enmienda del PNV y ganarse su apoyo, lo que le garantizaría unos cuantos meses de tranquilidad en el futuro más cercano.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba