Impuestos

El Gobierno gana socios: PNV no se opone a una subida del IRPF si está bien razonada

El PDeCAT, en cambio, ya ha dejado claro que no ve prioritario un incremento de este impuesto y que prefiere que se apueste por elevar los ingresos mejorando la lucha contra el fraude

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban (i), y el portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano.
El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban (i), y el portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano. EFE

El camino se va despejando para Pedro Sánchez. Las negociaciones con Podemos sobre el Presupuesto avanzan razonablemente bien y todo apunta a que podría contar también con otras de las formaciones que respaldaron la moción de censura. PNV, por ejemplo, dice que no se opone a la subida de IRPF a las rentas más altas si está bien razonada, aunque sigue esperando la llamada del Ejecutivo para sentarse a negociar.

Y es que en la reunión que mantuvo el Gobierno el miércoles con Unidos Podemos, se comprometió a estudiar la posibilidad de subir el IRPF a las rentas que superen los 150.000 euros, una medida que ya llevaba el PSOE en el Presupuesto alternativo que elaboró cuando aún era oposición y que podría aportar unos 400 millones de euros a las arcas del Estado.

La propuesta del PSOE iba más allá: esperaba recaudar 1.900 millones gracias a la subida del tipo máximo a las rentas de más de 150.000 euros y a la equiparación progresiva de los tipos de rentas de trabajo y de capital. Lo cierto es que la medida más importante era la equiparación de los dos regímenes que llevaría el tipo del ahorro al entorno del 30% y que aportaría nada algo más de 1.500 millones.

Menos de 100.000 afectados

Según los cálculos de los técnicos de Hacienda, la subida del tramo de renta a los que ganan más de 150.000 euros afectaría al 0,46% de los declarantes, es decir, unas 90.788 personas que pagarían unos 4.400 euros más al año. La segunda medida afectaría únicamente el 0,44% de los perceptores de las mayoresrentas del capital, 86.198 personas, quienes abonarían un pago adicional de unos 17.300 euros, 

A la formación morada no le desagrada la idea, aunque ellos querían ser más ambiciosos y subir el impuesto a partir de los 120.000 euros. Pero al Gobierno no le basta con este apoyo, tendrá que intentar replicar la mayoría que consiguió para sacar adelante la moción de censura que permitió investir a Pedro Sánchez.

Este jueves en el Congreso de los Diputados, todos hablaban de la subida del IRPF. Los independentistas del PDeCAT ya han dejado claro que no son partidarios de aplicar un incremento impositivo de estas características y que preferirían que el Gobierno optara por mejorar la lucha contra el fraude para elevar los ingresos. "En España hay demasiados ricos que no pagan y demasiada económica sumergida. Lo que necesitamos es que todo el mundo pague los impuestos, dijo Carles Campuzano el jueves en la Cámara Baja.

El PNV está dispuesto a estudiar la propuesta del Gobierno, pero lamenta que no les consulten

Pero otros grupos no lo ven con tan malos ojos. Fuentes del PNV han asegurado a Vozpópuli que la formación vasca está dispuesta a estudiar la propuesta y que no se opone a una subida del IRPF si está "bien razonada". Eso sí, critican el hecho de que el Gobierno no se haya puesto aún en contacto con ellos para comentar la medida y que se haga tanto hincapié en este impuesto y no se hable de otros , como el de Patrimonio.

El apoyo de ERC, Bildu, Compromís y Nueva Canarias a una medida de este tipo es más sencillo, así que el Gobierno tendría que centrar sus esfuerzos en convencer al PDeCAT. Y tampoco hay que olvidar que la hipotética subida del IRPF sería solo una de las medidas que incluirán los Presupuestos, así que el hecho de que no disguste al PNV no significa que los vascos vayan a apoyar la totalidad de las cuentas.

Primero el techo de gasto

En cualquier caso, antes de que todo esto ocurra el Gobierno tendrá que ser capaz de sacar adelante la modificación de la Ley de Estabilidad para poder saltarse el veto del Senado a los objetivos de déficit y el techo de gasto. Una vez superado ese obstáculo, el equipo de Pedro Sánchez tendrá que ponerse en serio a elaborar sus cuentas y cosechar los apoyos.

No va a ser fácil porque el PP está decidido a frenar la reforma de la Ley de Estabilidad. Negocia ya con Ciudadanos para solicitar un informe a los Letrados del Congreso que permita saber si la proposición de Ley presentada la semana pasada por los socialistas para reformar la Ley puede tramitarse -o no- por el procedimiento de urgencia y lectura única que piden los firmantes de la iniciativa (PSOEUnidos PodemosERC y Compromís). Veremos cuáles son los siguientes pasos.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba