Bankia

El Gobierno Zapatero pasa factura: riesgo de que el Estado sea responsable subsidiario

Los dos principales partidos ven en la imputación de parte de la cúpula del Banco de España dos alarmas añadidas: que el Estado sea declarado responsable civil subsidiario y que se reabran los sumarios que afectan a otros expresidentes de cajas de ahorro.

Elena Salgado junto al expresidente de Caixa Cataluña Narcís Serra.
Elena Salgado junto al expresidente de Caixa Cataluña Narcís Serra. EFE

El papel que desempeñó el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en la salida a Bolsa de Bankia puede llegar a convertirse en un auténtico problema para las arcas del Estado si la Justicia llegara a declararle responsable civil subsidiario una vez que han sido imputados el exgobernador del Banco deEspaña Miguel Ángel Fernández Ordóñez, parte de la cúpula de la entidad, además del expresidente de la CNMVJulio Segura. En ese caso, el Estado tendría que hacerse cargo de la factura del rescate de Bankia, que supera los 23.000 millones de euros. Una factura que iría directamente contra el déficit público. “Conviene recordar además”, aseguran fuentes parlamentarias, “que la exvicepresidenta Elena Salgado alentó personalmente la colocación de la entidad y que hay inspectores del Banco que van a perder el miedo a hablar”.

El papel de la exvicepresidenta Elena Salgado, el Banco de España y la CNMV puede conducir al juez a declarar al Estado responsable civil subsidiario

Las mismas fuentes ven otro elemento de conflicto añadido que proviene de la posibilidad de que se reabran los sumarios que afectaron a más de un centenar de antiguos directivos de cajas de ahorro, la mayoría de los cuales “se fueron de rositas”. Algunos de ellos comparecieron en el verano de 2012 en la comisión de Economía del Congreso para rendir cuentas, entre ellos el expresidente de Caixa CataluñaNarcís Serra y el que fuera director general de CaixaNovaJulio Fernández Gayoso.

Ciudadanos y Podemos van a reactivar sus exigencias de que se forme en el Congreso una comisión que investigue lo ocurrido en Bankia. Solo podría prosperar si fuera apoyada por uno de los dos grandes partidos. El PP se muestra reticente y el PSOE tampoco las tiene todas consigo. De hecho, los dos mantienen bloqueadas las peticiones registradas en esta dirección por las formaciones que lideran Albert Rivera y Pablo Iglesias.

Los socialistas no quieren que el foco de la investigación se centre solo en la etapa de Gobierno de Zapatero, iniciada en 2004, dos años antes de que Fernández Ordóñez se estrenara como gobernador en sustitución de Jaime Caruana. “De crearse, la comisión debería ir al origen del problema, es decir a la burbuja inmobiliaria y al papel que desempeñaron en ellas las cajas de ahorro. Por eso sería necesario que arrancara en el año 2000”, aseguran fuentes del PSOE.

Viejo debate en el PSOE

Este criterio es compartido por Ciudadanos, partidario de que se investigue el rescate a las cajas de ahorro en su conjunto, hasta el punto de que en esta formación no se comprenden los obstáculos formales puestos por el PSOE en la Mesa del Congreso para impedir que prospere esta iniciativa. Albert Rivera aprovechó la publicidad dada al informe del Tribunal de Cuentas en el que cifra en casi 61.000 millones las ayudas recibidas por el sector financiero, para pedirles a los dos grandes partidos que no recurran a subterfugios legales para frenar la investigación. “El de Bankia es un asunto muy grave que coloca en la diana al Banco de España y a la CNMV. Es necesario investigar a fondo para que este tipo de cosas no vuelvan a ocurrir”, asegura el diputado de Ciudadanos Francisco de la Torre.

Fuentes socialistas niegan que se esté produciendo un bloqueo en la investigación parlamentaria y condicionan su apoyo a la amplitud de las pesquisas que pueda iniciar el Congreso. El debate dentro del PSOE sobre la conveniencia o no de avalar esta iniciativa no es nuevo. En la X legislatura, Alfredo Pérez Rubalcaba se opuso a ventilar en el Parlamento la gestión del rescate al sector financiero mientras que otras voces de su partido, entre ellas la de las exministras Carmen Chacón y Cristina Narbona, defendieron lo contrario. Al final, obligaron al grupo parlamentario a presentar la solicitud de investigación dos meses antes de que en el verano de 2012 compareciera el expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, y el propio Fernández Ordóñez ante la comisión de Economía. “Sería ridículo decir que tenemos el mejor sistema financiero, pero hace más daño decir que la banca está fatal y que el supervisor no lo hace bien. Se han hecho mal muchas cosas y, sobre todo, no se hicieron muchas cosas que se deberían haber hecho”, sentenció entonces el exgobernador.

En el PSOE se duda de que Fernando Restoy pueda continuar al frente de su destino en Basilea

En el PSOE se presta ahora también atención a los movimientos de Fernando Restoy, imputado por el juez en calidad de exgobernador. Acaba de tomar posesión en el Instituto de Estabilidad Financiera que depende del Banco de Pagos Internacionales y puede tener serios problemas para seguir en este destino.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba