Economía El pánico a multar de la Comisión Europea: ¿se librará también España?

Bruselas ha aplazado a julio la decisión por las elecciones. El Gobierno espera que la multa no llegue.

A la Comisión le entra el vértigo cuando tiene que poner una multa. Así de claro se manifestó hace unos días el presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, todo un experto en la materia. Recordó que no lo hizo con Bélgica ni con Francia hace relativamente poco, y se mostró escéptico con la posibilidad de que finalmente lo haga con España y Portugal.

No parece que Escrivá vaya muy desencaminado, teniendo en cuenta que este miércoles Bruselas ha dado el primer paso atrás en la sanción. Tenía que aprobar un dictamen negativo sobre España por la falta de medidas efectivas para cumplir el objetivo déficit en 2015, pero no lo hizo. Decidió aplazar la decisión al mes de julio, una vez que hayan pasado las elecciones españolas del 26 de junio. "No es el momento adecuado ni política ni económicamente", justificó este miércoles el comisario de asuntos económicos, Pierre Moscovici.

A pesar del retraso, Moscovici quiso dejar claro que la Comisión hará que se respeten las reglas del Pacto de Estabilidad, así que retomará el tema cuando pasen las elecciones. Sin embargo, no es ese el ambiente que hay en Bruselas y Estrasburgo. De hecho, los europarlamentarios españoles, tanto del Partido Popular, como del Partido Socialista, esperan que no haya multa.

En cualquier caso, lo primero que tendrá que hacer la Comisión es aprobar ese dictamen negativo por la falta de medidas en España. Dicho dictamen irá después al  Consejo de Asuntos Económicos y Financieros (Ecofin), que tendrá que aprobarlo y pedir a la Comisión que imponga la multa al país incumplidor.

Si el Ecofin aprueba el dictamen negativo sobre España la CE tendrá 20 días para proponer una multa

A partir de ese momento, la Comisión dispondrá de un plazo de 20 días para definir la sanción, que podría llegar a 2.000 millones (el 0,2% del PIB español) o quedarse en una multa puramente simbólica, sin sanción económica. El Gobierno español, por su parte, tendrá diez días para justificar la falta de medidas y explicar los motivos por los que España no merece ser multada.

Para el Gobierno, el problema de la multa no es la sanción económica, sino el estigma que supone para España en un momento como el actual. Por eso trabaja duramente para evitarlo. Hace unas semanas el presidente, Mariano Rajoy, envió una carta al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, pidiendo que no multara a España y el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, no para de restar importancia a la sanción en sus declaraciones públicas.

Derivar la multa a las CC.AA.

En cualquier caso, si finalmente hubiera una sanción económica, Hacienda podría derivar al menos parte a las comunidades autónomas y la Seguridad Social, las dos administraciones que realmente se desviaron de sus objetivos en el año 2015 y que explican el desfase del año pasado. De hecho, la Administración Central y los Ayuntamientos sí cumplieron los límites acordados en el último Programa de Estabilidad, e incluso se comportaron mejor de lo previsto.

Hacienda podría retener transferencias a las comunidades si finalmente hay multa

Y no solo puede derivar la responsabilidad, sino que puede llegar a retener las transferencias que les hace por cualquier concepto, presupuestario y no presupuestario. ¿Qué dice la Ley exactamente? Que las Administraciones Públicas que incumplen las obligaciones derivadas de normas del derecho de la Unión Europea o de tratados o convenios internacionales en los que participa España tendrán que asumir “en la parte que les sea imputable” las responsabilidades que se devenguen del incumplimiento si España es sancionada por las instituciones europeas, o condenada por los tribunales internacionales o por órganos arbitrales.

El Gobierno espera que no haya multa

En cualquier caso, el Gobierno sigue confiando en no tener que llegar a este límite. Luis deGuindos dijo ayer en Barcelona que confía en que la multa nunca llegue y que Bruselas valore el esfuerzo que ha hecho España a lo largo de estos años en esta materia, al reducir el saldo negativo de las cuentas prácticamente a la mitad en toda la legislatura.

Guindos ha asegurado que el tema de la multa no es tan relevante en estos momentos y que lo más importante es que España está reduciendo el déficit público, creciendo y creando empleo. "Cerca del 30 % del crecimiento de la zona euro lo aporta España", resaltó el ministro, tras asegurar que España ahora es un ejemplo para otros países de la UE.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba