Infraestructuras

El Gobierno saudí pone fecha al AVE a La Meca: a toda máquina en enero tras arrancar en septiembre

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y el titular saudí de Transportes coinciden en apuntar al mes de septiembre como la fecha de inicio preoperacional. A falta de concretar el acuerdo definitivo, el Gobierno local apunta a que en enero el AVE a La Meca funcionará a pleno rendimiento

Tren de Talgo para el AVE a La Meca en la planta del fabricante en Las Rozas
Tren de Talgo para el AVE a La Meca en la planta del fabricante en Las Rozas VP.

El ansiado estreno comercial de la línea de alta velocidad entre La Meca y Medina llegará después del verano, en concreto, a lo largo del mes de septiembre. Una fecha que ha sido marcada por el ministro saudí de Transportes, Nabil bin Mohammed Al-Amoudi, y también mencionada en las últimas horas por Íñigo de la Serna, ministro español de Fomento. Una coincidencia que apunta a que las negociaciones para fijar una fecha definitiva para la entrada el servicio del llamado ‘AVE de los peregrinos’ están a punto de finalizar.

No obstante, Al-Amoudi fue un poco más lejos a la hora de diseñar la hoja de ruta de la infraestructura. Durante una intervención en un foro económico en La Meca, el ministro saudí apuntó que la línea funcionará a pleno rendimiento durante el primer mes de 2019. Hasta entonces, se desarrollará una fase denominada "preoperacional", en la que el AVE entrará en servicio pero no con todas sus prestaciones, toda vez que en este periodo se examinarán que todos los sistemas y las comunicaciones funcionen de forma correcta, como está sucediendo en los ensayos que se llevan a cabo desde comienzos de año.

El ministro De la Serna avanzó hace unas semanas durante su intervención en un desayuno informativo organizado por Europa Press que la línea se pondría en marcha en dos fases. En una entrevista concedida a la agencia Efe, publicada este domingo, el titular de Fomento explicó que en la fase preoperacional los trenes no tendrán todas las prestaciones finales y serán operados con el sistema de frenado Asfa Digital, hasta que pueda ser instalado definitivamente el ERTMS, el empleado en las líneas de alta velocidad.

Estas dos etapas se han dado también en España siempre que una nueva línea de AVE se ha puesto en marcha. No obstante, De la Serna no se refirió en ningún momento a una fecha concreta para que la línea funcionara a pleno rendimiento. El Gobierno saudí, a fin de cuentas el cliente, parece tenerlo más claro: en enero de 2019 los trenes tienen que rodar a más de 300 kilómetros por hora y con las frecuencias indicadas para cubrir la demanda esperada, en el entorno de los 60 millones de usuarios cada año.

Estaciones sin terminar

Mientras, desde el consorcio Al-Shoula, encargado de la construcción y operación de la línea durante los primeros doce años, explican que durante la fase preoperacional "la velocidad no superará los 200 kilómetros por hora hasta que no se compruebe que los equipos instalados en la vía y los sistemas a bordo del tren se encuentran perfectamente coordinados en todo el trazado para ofrecer un servicio de alta velocidad".

En principio, las operaciones comerciales se iban a iniciar a finales del primer trimestre de 2018. Sin embargo, el proyecto se topó con dos obstáculos. En primer lugar, los retrasos por parte del consorcio que construyó la plataforma han provocado también demoras en la instalación y ajuste de los sistemas operativos y de comunicaciones, lo que impedía que el AVE a La Meca pudiera comenzar su andadura.

En segundo lugar, algunas de las estaciones aún estaban por finalizar. Una circunstancia que, en este caso, no es achacable al consorcio Al-Shoula puesto que este elemento no estaba incluido en el contrato. La construcción de las estaciones se adjudicó principalmente a grupos locales, entre ellos, Binladen, que ha atravesado una complicada situación financiera, hasta el punto de que ha tenido que ser auxiliado económicamente por el Gobierno local.

A la espera de resultados

Fuentes del sector apuntan que es difícil determinar una fecha para que la línea comience a funcionar a pleno rendimiento ya que dependerá de los resultados obtenidos en esa primera fase preoperacional. Las citadas fuentes señalan incluso que, en algunos tramos, aquellos que estuvieran más avanzados en cuanto a los sistemas, el tren podría circular a 300 kilómetros por hora incluso en esta primera fase.

De ahí que la prudencia se haya instalado en el Gobierno español a la hora de aventurar una posible fecha de inicio de las operaciones a pleno rendimiento. Más claro parecen tenerlo en Arabia Saudí, aunque todo apunta a que se trata de una manera de apurar al consorcio para que tenga lista la línea cuanto antes.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba