EL GAS DE ARGELIA

GIP y KKR se desmarcan de la 'operación Medgaz' por el riesgo geopolítico y los altos precios

GIP, el nuevo accionista de referencia de Gas Natural y KKR, el poderoso fondo que está en casi todas las salsas, no están interesados en postularse para comprar el 42% que Cepsa vende en el gasoducto Medgaz. Los riesgos geopolíticos de la infrestructura hispano-argelina y los altos precios que baraja el vendedor les echan para atrás. 

Edificio en el que Cepsa tiene su sede en Madrid.
Edificio en el que Cepsa tiene su sede en Madrid. efe

La operación de venta del 42% que Cepsa posee en el gasoducto Medgaz va a paso muy lento por la falta de Gobierno y los precios tan altos que, según los posibles compradores, espera cobrar la petrolera controlada por el fondo IPIC de Abu Dhabi.

Dos de los posibles compradores de ese jugoso paquete se han desmarcado de la operación casi en sus albores. Por un lado, el fondo de moda ahora en España, el estadounidense GIP, que hace unas semanas ha protagonizado una de las operaciones del año al tomar un 20% de Gas Natural Fenosa con los paquetes del 10% que le han vendido Caixabank y Repsol.

Según las fuentes cercanas al fondo, la entrada en el gasoducto por el que llega el gas argelino a Almería no está entre sus opciones de inversión. GIP acaba de invertir 3.800 millones de euros en la operación de Gas Natural y trabaja ahora en el rediseño de la estrategia de la compañía energética catalana de cara al futuro.

La operación "cuenta con muchos riesgos políticos y seguro que la venta va a ser muy competitiva”, afirman desde el entorno de un fondo

Ni el grupo que ahora preside Isidre Fainé, que ya posee un 15% de Medgaz, ni su nuevo accionista están por la labor de embarcarse en una operación para hacerse con un paquete que, según las últimas operaciones (ventas de Endesa e Iberdrola en 2013), valdría unos 300 millones de euros, pero por el que su vendedor, obviamente, quiere obtener más.

En la misma línea que GIP está el fondo internacional KKR, que suele analizar casi todas las operaciones que se ponen a tiro en el mercado. Fuentes de su entorno confirman que “esta infraestructura cuenta con muchos riesgos políticos y seguro que la venta va a ser muy competitiva”. El fondo KKR sigue muy de cerca todas las operaciones energéticas que surgen en España.

De hecho, fue el candidato que más cerca estuvo de entrar en Gas Natural Fenosa cuando Repsol primero, y posteriormente Caixabank, pusieron a la venta sus participaciones, pero fue finalmente GIP el que selló la operación.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba