Desafío secesionista

Fuga de empresas: Cataluña recaudó un 18% menos del Impuesto de Sociedades en 2017

La mayoría de autonomías experimentaron en 2017 una tendencia positiva en el Impuesto de Sociedades, incrementando su recaudación

Un Uber frente a la Sagrada Familia
Un Uber frente a la Sagrada Familia

La recuperación de la buena marcha de la economía española ha tenido su correspondiente plasmación en el incremento de la recaudación por impuesto de sociedades en el ejercicio 2017.

Las empresas españolas aumentaron de forma significativa el dinero pagado al fisco el año pasado de tal forma que la recaudación por Sociedades se incrementó durante 2017 en un 6,8%, pasando de los 21.678 millones de euros recaudados en 2016 a los 23.143 en 2017. 

El desglose por comunidades autónomas de la recaudación del impuesto de sociedades en 2017 y su variación respecto al año precedente pone de relieve significativas diferencias entre autonomías:

La mayoría de autonomías experimentaron en 2017 una tendencia positiva en el Impuesto de Sociedades, incrementando su recaudación, en algunos casos de forma notable. Por el contrario, las empresas catalanas consignaron una significativa caída en su aportación al IS, cercana al 18%, pasando de los 4.585 millones de euros recaudados en 2016 a solo 3.770 en 2017.

Caso opuesto al de Cataluña es el de las comunidades colindantes, Valencia y Aragón, que muestran incrementos de dos dígitos en 2017 en el Impuesto de Sociedades: 19% y 17% respectivamente.

A nivel provincial, cabe remarcar que la demarcación de Barcelona ha sido la provincia de España con mayor caída del Impuesto de Sociedades en 2017, con un desplome del 21% en la recaudación del IS. Es necesario remontarse casi una década, a 2009, en plena crisis financiera, para recordar una disminución mayor en este impuesto en la demarcación barcelonesa.

Según Convivencia Cívica Catalana, la inestabilidad y la incertidumbre generada por la radicalización del discurso político del nacionalismo catalán "crea un clima de inseguridad y desconfianza que no favorece en absoluto a las empresas".

"La dificultad de formar gobierno en Cataluña, la dependencia de un grupo radical y anticapitalista como la CUP para articular una mayoría parlamentaria o la incertidumbre inherente al proceso soberanista no son las mejores tarjetas de presentación para atraer a empresas e inversores a nuestra comunidad", sentencian. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba