Urbanismo

Fomento mete prisa a Carmena: quiere aprobada la operación Chamartín antes de fin de año

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, se felicitó por el acuerdo entre las partes implicadas para registrar el proyecto pero recordó que aún restan trámites e instó al Ayuntamiento a aprobarlo definitivamente para finales de 2018, para lo que apenas hay margen

Fotografía de archivo del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna
Fotografía de archivo del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna efe

El acuerdo entre el Ayuntamiento de Madrid, el Ministerio de Fomento y la promotora Distrito Castellana Norte (DCN) para la confección definitiva del desarrollo del norte de Madrid, la habitualmente conocida como ‘operación Chamartín’ ha llevado el optimismo al Gobierno, aunque sus perspectivas temporales para culminar definitivamente la tramitación se antojan difíciles de cumplir. No obstante, el titular de Fomento, Íñigo de la Serna, se encargó de recordar al Consistorio madrileño que “la hoja de ruta apunta a finales de 2018 como fecha para aprobar definitivamente el proyecto”.

En un multitudinario desayuno informativo organizado por la agencia Europa Press, De la Serna se felicitó por el registro del proyecto de Madrid Nuevo Norte, como fue rebautizado el desarrollo urbanístico a mediados del pasado año, y aseguró que el acuerdo satisface plenamente a Renfe y Adif, propietarios de algo más de un 60% de los terrenos del ámbito. Incluso, llegó a señalar que se trata de "un paso con una cierta trascendencia histórica", aunque después se encargó de recordar que no hay nada definitivo aún en torno a Madrid Nuevo Norte.

"Hasta ahora teníamos un acuerdo marco, que corresponde a lo que pactamos las partes a finales del pasado julio. Ahora ya tenemos un plan con un nivel de detalle grande", explicó De la Serna, que quiso marcar un calendario para los próximos hitos de la operación. "La aprobación parcial podría darse en julio", apuntó, para después recordar la fecha tope de finales de año.

Un objetivo que, en efecto, era el marcado precisamente cuando se pactó el acuerdo marco en torno a la operación del pasado mes de julio. Sin embargo, esa "hoja de ruta" incluía que el trámite de la aprobación provisional se produciría a finales de 2017, como muy tarde en enero de 2018. Dado que las propias previsiones de Fomento hablan de julio como fecha la citada aprobación, lograr la definitiva para diciembre es poco menos que quimérico.

Todo en manos de Carmena

"Madrid y España no pueden perderse esta operación", añadió De la Serna, que acto seguido instó a todos los partidos con representación en el Ayuntamiento de Madrid para que trabajen por conseguir la aprobación.

A partir de ahora, la pelota está casi en exclusiva en el tejado del Consistorio. Al tratarse de una iniciativa pública (una de las reivindicaciones de la corporación municipal que preside Manuela Carmena para seguir adelante con el desarrollo), el Ayuntamiento deberá tramitar los correspondientes informes de impacto medioambiental, un trámite que no debería extenderse más allá de dos meses.

Sin embargo, los ritmos de trabajo del Ayuntamiento no se han caracterizado por su agilidad, al menos en lo concerniente a esta operación. Al menos, en el desarrollo del proyecto que se registró finalmente ayer, el Consistorio ha contado con el trabajo de DCN, que ha presentado más de un treintena de modificaciones al proyecto del que se partía el pasado verano para adecuarse a los planes de los técnicos del Ayuntamiento.

Pero a partir de ahora, todo queda en manos de la burocracia, un aspecto más que delicado teniendo en cuenta las disensiones internas en el seno de Ahora Madrid, la formación que gobierna en la capital.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba