Economía

Fomento apuesta por la intermodalidad para impulsar el transporte de mercancías por ferrocarril

El Gobierno apuesta por el fomento de la innovación tecnológica y de sistemas de intermodalidad, donde se complementen dos o más medios de transporte diferentes, como el transporte por carreteras y el ferroviario

Tren de Renfe Mercancías
Tren de Renfe Mercancías EFE

"El transporte ferroviario de mercancías sigue siendo la asignatura pendiente", ha reconocido la secretaria general de Transportes del Ministerio de Fomento, María José Rallo, este martes durante una jornada organizada por la CEOE y Andersen Tax & Legal. Rallo ha señalado que"hay nichos con mucho potencial de crecimiento" en un sector "fundamental en la economía española por su una importante participación en el PIB de nuestro país".

El transporte de mercancías por ferrocarril está inmerso en una tendencia decreciente. Según el último informe publicado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), la cuota comparada con el conjunto de modos de transporte se situó en el 1,9% en 2017, solo por delante de Grecia e Irlanda, y lejos de la media de la Unión Europea que presenta cuotas en torno al 18%.

Sistemas de intermodalidad

El Gobierno apuesta por el fomento de la innovación tecnológica y de sistemas de intermodalidad, donde entran en juego dos o más medios de transporte diferentes que se complementen entre sí, como el transporte por carreteras y el ferroviario. "Cada medio debe ofrecer lo mejor que tiene para que la oferta sea lo más eficiente posible", ha puntualizado la secretaria general de Transportes.

En este sentido, Rafael Calvo, responsable de VIIA en España, filial de SNCF, ha destacado el futuro de las autopistas ferroviarias, destinadas al transporte de camiones a través del ferrocarril gracias a la implantación de plataformas multimodales y material rodante adecuado. La primera línea española se puso en marcha el pasado febrero y conecta Barcelona con la ciudad luxemburguesa de Betemburgo.

Esta intermodalidad es más interesante en trayectos de larga distancia (a partir de entre 900 y 1.000 kilómetros), al reducir en un 95% las emisiones de CO2, según Calvo. Rallo ha destacado la necesidad de que todas las empresas de transporte estén integradas en cadenas de distribución cada vez más exigentes en materia de eficiencia energética, "un aspecto clave en la lucha contra el cambio climático". "El 25% de los gases invernadero de la Unión Europea provienen del transporte", ha lamentado. 

Además, el responsable de VIIA ha destacado que las autopistas ferroviarias tienen coste un 20% más barato que un trayecto completo por carretera; son más seguras -disminuyendo el número de accidentes-; y permiten establecer nuevas conexiones, eliminando los cuellos de botella" que se producen en determinados tramos. 

Una regulación común 

Acerca del transporte urbano, tanto Rallo como el presidente del Consejo de Transporte de CEOE, Rafael Barbadillo, han coincidido en la necesidad de establecer una negociación entre todas administraciones públicas para crear un marco regulatorio común.

Rallo ha señalado que la movilidad "es un concepto global" que afecta a muchos ministerios, no sólo a Fomento; y aunque los ayuntamientos y las comunidades autónomas tengan la competencia para tomar medidas unilaterales, se debe trabajar de forma conjunta y debe existir una negociación para favorecer al conjunto de los ciudadanos y a las empresas del sector.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba