Economía

La propuesta de Fedea para reformar la financiación: Un IVA autonómico y menos fondos

Cantabria, Extremadura y La Rioja recibirían menos recursos que con el sistema actual, mientras que Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía saldrían ganando.  

 

Todas las comunidades autónomas aprovecharon la última reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para quejarse del sistema de financiación autonómica vigente y reclamar al Gobierno su reforma, a pesar de que esté en funciones. El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, tomó nota y anunció la creación de un grupo de trabajo para empezar a trabajar en esta materia.

Pero antes de que el grupo haya empezado a trabajar oficialmente, la Fundación de Estudios de Economía Aplicada, Fedea, ha planteado ya una propuesta elaborada por su director ejecutivo, Ángel de la Fuente, el economista e investigador del CSIC que contrató Montoro hace unos años para elaborar las balanzas fiscales, de las que se podía deducir que los catalanes contribuyen menos al Estado que Madrid aunque sus ciudadanos paguen más.

En su propuesta, De la Fuente propone modificar un sistema excesivamente complejo y poco transparente, que produce una distribución de recursos entre regiones arbitraria y una excesiva desigualdad. A su parecer, el sistema actual sufre un claro déficit de autonomía y responsabilidad fiscal, y carece de un equilibrio en el reparto vertical de recursos entre los distintos niveles de la administración.

IVA autonómico

Para aumentar la responsabilidad fiscal, Fedea plantea cambiar la figura del IVA y los Impuestos Especiales. Actualmente, los tipos se fijan a nivel nacional, pero el sistema cede el 50% de la recaudación de IVA y el 58% de los Impuestos Especiales a las autonomías. De la Fuente propone un nuevo IVA con un tramo autonómico, como en el caso del IRPF, para que las comunidades puedan fijar parte de la tarifa de forma colegiada. Lo mismo propone para los Impuestos Especiales.

Ante la dificultad de que las CC.AA. acuerden la tarifa autonómica del IVA, De la Fuente no descarta que sea el Estado el que fije el tipo

Sin embargo, De la Fuente reconoce que este planteamiento es difícil de entrada por los problemas que tendrían las comunidades para ponerse de acuerdo, aunque se les exigiera unanimidad. Por eso, sugiere que se deje en manos del Estado la capacidad normativa sobre el tramo autonómico del IVA y de los Impuestos Especiales, lo que desvirtúa un poco su propuesta inicial, aunque De la Fuente confía en que la negociación entre el Estado y las autonomías sea suficiente para demostrar el aumento de la responsabilidad fiscal.

Los rendimientos básicos de los tramos autonómicos de estos impuestos se integrarían directamente en un Fondo Básico de Financiación que funcionaría como el actual Fondo de Garantía, pero sin una aportación estatal. Este fondo sería el núcleo del nuevo modelo y absorbería una parte sustancial de los ingresos tributarios de las comunidades para distribuirlos después en proporción a la población ajustada regional.

Un fondo para reducir la desigualdad

El sistema se completaría con un Fondo de Nivelación Vertical que sustituiría a los actuales Fondos de Convergencia y de Suficiencia y con un Fondo Complementario que se destinaría a la financiación de las competencias singulares. El Fondo de Nivelación se encargaría de repartir los recursos que el Gobierno Central aporta al núcleo del sistema para reducir la posible desigualdad que generara el reparto del Fondo Básico.

Además, habría que introducir algunos retoques en el cálculo de las necesidades de gasto para que se base más en patrones observados de gasto autonómico. Así, se elevaría el peso de la población protegida equivalente (que liga los habitantes al coste sanitario que produce) y de la población de menos de 18 años. Con todo, el nuevo sistema generaría un total de 2.123 euros por habitante, quince euros menos que el sistema vigente (2.138).

Madrid y Cataluña también recibirían más recursos y se beneficiarían de la mayor capacidad fiscal 

Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía, las comunidades que actualmente están peor financiadas, recibirían más financiación por habitante que con el sistema actual. Madrid y Cataluña también mejorarían su situación y además se beneficiarían de la mayor capacidad fiscal del sistema. Cantabria, Extremadura y La Rioja, en cambio, saldrían más perjudicadas, puesto que son las que más reciben ahora del sistema.

En cualquier caso, De la Fuente resalta en su estudio la importancia de introducir un mecanismo de transición suave hacia el nuevo modelo para romper la tendencia a la congelación de la situación que han generado las tradicionales cláusulas de statu quo de las sucesivas reformas del modelo.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba