PIB

El FMI recorta dos décimas su previsión de crecimiento para España, hasta el 1,6%

Atribuye el recorte a una demanda interna y unas exportaciones más débiles, así como a la revisión del crecimiento económico de los últimos tres años que hizo el INE

Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI.
Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI. EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha rebajado en dos décimas su pronóstico de crecimiento para la economía española en 2020, que espera que avance un 1,6%, debido a la desaceleración "más marcada de lo previsto" de la demanda interna y de las exportaciones en 2019.

Según ha recogido la institución en su informe "Perspectivas para la Economía Mundial", presentado este lunes en el foro económico de Davos, la economía española creció en 2019 dos décimas menos de lo esperado, un 2%, y crecerá también menos de lo previsto en 2020 (1,6%) y 2021 (1,6%). España ha sido la economía avanzada que ha sufrido el mayor recorte por parte del FMI en la proyección de crecimiento para este año, aunque la expansión prevista se mantiene por encima de la media prevista para la zona euro en 2020 y 2021.

El FMI ya había advertido el pasado mes de octubre que sus previsiones recogidas en la edición de otoño del informe 'Perspectivas para la Economía Mundial' para España no habían tenido la revisión a la baja para 2018, 2017 y 2016 que había realizado el Instituto Nacional de Estadística (INE) en septiembre 2019, adelantando que, de haberse incluido en los pronósticos, la proyección de crecimiento del PIB de España para 2019 hubiera sido dos décimas inferior, hasta el 2%.

Esta ha sido la razón principal que ha llevado a la institución, unida a la débil demanda interna y la incertidumbre exterior, a rebajar sus previsiones para España, según han explicado en rueda de prensa.

Europa "preparada para actuar"

La institución que dirige Kristalina Georgieva espera que la Eurozona crezca un 1,3% y un 1,4% este año y el próximo, respectivamente. En 2019 avanzó un 1,2% de media, siendo España el país con más crecimiento.

La directora gerente del FMI ha pedido desde la ciudad suiza de Davos que las economías de Europa "estén preparadas para actuar" si el crecimiento se ralentiza más y les ha solicitado que apliquen las medidas fiscales necesarias para impulsar el crecimiento potencial.

Dentro del viejo continente, el FMI ha mantenido las previsiones para Francia (1,3% en 2020 y 2021) e Italia (0,5% en 2020 y 0,7% en 2021) pero ha recortado las de Alemania (1,1% en 2020 y 1,4% en 2021) -debido al impacto negativo de la industria manufacturera- y para España. Para Reino Unido pronostica un crecimiento del 1,4% y 1,8% para este ejercicio y el siguiente.

EEUU y emergentes

Para EEUU, el FMI pronostica un avance del 2% en 2020 y del 1,7% en 2021, después de que en 2019 haya crecido un 2,3%. Esta moderación se debe a la política fiscal neutra de Donald Trump y al relajamiento de las condiciones financieras.

En cuanto a las economías emergentes, el FMI ha revisado al alza su previsión para China hasta el 6% en 2020, debido a la firma de la primera fase del acuerdo comercial entre el país asiático y EEUU. Para 2021 cree que la economía china se desacelerará hasta el 5,8%.

Sin embargo, ha revisado drásticamente su previsión de crecimiento para la India, hasta el 5,8% en 2020 (frente a su previsión inicial del 7%) y del 6,5% en 2021, nueve décimas menos de lo que esperaba, por culpa de la desaceleración de la demanda interna y las tensiones del sector financiero no bancario.

El mundo crecerá un 3,3%

Todos estos pronósticos han llevado a la institución a rebajar sus previsiones de crecimiento de la economía global al 3,3% en 2020 y al 3,4% en 2021, debido a posibles "sorpresas" negativas en mercados emergentes como la India y al impacto de un malestar social creciente.

Los riesgos que amenazan la economía global siguen bajo control y el FMI ha constatado que persiste la estabilidad de los mercados, algo a lo que ha contribuido la bajada de tono en el conflicto entre China y Estados Unidos. La actividad manufacturera y el comercio internacional han tocado fondo y sólo pueden remontar, apunta.

Incide también en la aplicación de políticas monetarias menos rígidas, y en las buenas noticias que llegan sobre el conflicto comercial entre China y Estados Unidos, así como sobre las posibilidades de un brexit duro, cada vez más escasas.

Estos indicios, prosigue el informe, podrían contribuir a un aumento del gasto de familias y empresas, aunque por otro lado persisten las tensiones geopolíticas, particularmente entre Estados Unidos e Irán.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba