Infraestructuras

FCC, Acciona y Sacyr pujan contra el imperio chino por el metro de Bogotá, con 3.000 millones en juego

Las tres compañías españolas lideran sendos consorcios que presentarán en unas semanas sus ofertas para participar en la mayor obra civil de la historia de Colombia. Los otros dos grupos cuentan con empresas chinas, que ofrecerán una dura competencia, especialmente en el precio

Carlos Slim, accionista mayoritario de FCC
Carlos Slim, accionista mayoritario de FCC Efe.

Recta final para uno de los proyectos de infraestructuras más importantes de Latinoamérica: la primera línea del metro de Bogotá, un contrato valorado en el entorno de los 3.000 millones. De los cinco consorcios que finalmente presentarán ofertas para tratar de adjudicárselo, tres están liderados por compañías españolas, en concreto, FCC, Acciona y Sacyr. La licitación se presenta como una batalla contra empresas chinas, presentes en los otros dos grupos que compiten en un proceso que conocerá a su ganador a finales de octubre.

El contrato que otorgará la entidad pública Empresa Metro de Bogotá comprende el diseño de la línea, así como la financiación parcial del proyecto y la ejecución de las obras de construcción. El consorcio que finalmente se haga con la licitación también deberá aportar los trenes que circularán por el recurrido y encargarse de la operación y el mantenimiento de la línea durante 20 años.

Hasta la fase final han llegado cinco de los siete consorcios que se habían conformado para pelear por la que es la mayor obra civil de toda la historia de Colombia. Los dos grupos que han quedado por el camino también estaban liderados por una empresa española (OHL) y una china (China Railway Group).

Dos de los grupos españoles que aspiran a conseguir el contrato también están involucrados en la batalla por otro gran proyecto de infraestructuras en el continente americano: la línea 3 del metro de Ciudad de Panamá. Se trata de FCC, de cuyo consorcio también forma parte Carso, uno de los grupos del conglomerado empresarial liderado por Carlos Slim, accionista mayoritario de la empresa española; y de Acciona, que cuenta con la coreana Hitachi como socio.

Mientras, Sacyr presentará oferta junto a la también coreana Hyundai y al fabricante ferroviario español Construcción y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF).

La mayor constructora del mundo

El rival a batir será el consorcio liderado por China Harbor Engineering, filial China Construction, la mayor constructora del mundo y una de las más grandes del planeta. El otro consorcio con presencia de capital chino, a través de Power China, está participada además por la mexicana ICA y el fabricante alemán Siemens.

La primera línea del metro de Bogotá tendrá una extensión de 24 kilómetros y contará con  16 estaciones, diez de las cuales incluirán un intercambiador con otros sistemas de transporte de la capital colombiana.

La lucha por el contrato se prevé muy cerrada, toda vez que los consorcios liderados por empresas españolas parten con ventaja en el aspecto técnico así como en la experiencia a la hora de llevar a cabo este tipo de obras. Sin salir del continente americano, FCC ha construido las dos primeras líneas del metro de Ciudad de Panamá, en consorcio con Odebrecht, mientras que Acciona está finalizando en solitario los trabajos en el metro de Quito, después de adquirir su parte en el consorcio precisamente al grupo brasileño, actualmente en concurso de acreedores.

Por su parte, Sacyr ha realizado obras relacionadas con transporte suburbano en Brasil, concretamente en las ciudades de Sao Paulo y Fortaleza.

La batalla del precio

No obstante, en el capítulo relacionado con el precio los grupo chinos llevan las de ganar gracias a su elevada competitividad y eficiencia, que convierte sus ofertas económicas en inigualables.

Está previsto que los cinco consorcios presenten sus ofertas definitivas la última semana de septiembre. Para el próximo 21 de octubre se espera el acto de apertura de los sobres, que desvelará el consorcio que ha obtenido la mejor puntuación y que, salvo que prospere una hipotética reclamación ulterior, será el que finalmente se lleve el contrato para que Bogotá deje de ser la única gran capital de Latinoamérica sin línea de metro.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba