Economía

Miedo en los operadores a Euskaltel: provocará un descenso en los ingresos por cliente

La oferta de tarifas convergentes del operador de origen vasco se realizará bajo el paraguas de la marca Virgin Mobile

José Miguel García, consejero delegado de Euskaltel.
José Miguel García, consejero delegado de Euskaltel. Europa Press

Euskaltel sigue dando pasos para ofrecer servicios de telecomunicaciones al resto de el país. El operador cuyo accionista mayoritario es la británica Zengona -en abril desbancaba a Kutxabank- quiere ampliar sus zonas de acción -País Vasco, Galicia y Asturias- y dar el salto todas las comunidades autónomas.

Una política de expansión que provoca nerviosismo entre los que serán sus competidores directos (Telefónica, Orange, Vodafone y Másmóvil). Su llegada provocará un nuevo apretón en los precios y la consiguiente bajada de ingresos por usuario, en un sector muy azotado por el low-cost, con MásMóvil y el en torno a medio centenar de Operadores Móviles Virtuales (OMV) españoles con una agresiva política de precios. 

De hecho, en agosto de este año ya lanzó el primer globo sonda, en forma de tarifa convergente (telefonía móvil y fibra óptica en casa). Cuesta ver un paquete tan económico como el ofertado en verano por el operador de telecomunicaciones. A saber: 500Mbps de fibra en casa y teléfono móvil con llamadas ilimitadas y 20GB de datos por 20 euros. Se trata un precio un 35% más reducido respecto a la tarifa más económica -comparable a la lanzada por Euskaltel- en España.

Una política de precios que, de mantenerse, obligará al resto de sus competidores a apretar aún más su oferta comercial, ya de por sí muy apoyada en los últimos tiempos sobre los operadores de bajo precio. Todas las marcas tienen el suyo; Telefónica posee O2, Orange cuenta con Amena o Jazztel, y Vodafone es propietaria de la marca Lowi.

El viraje de las grandes compañías hacia sus pequeñas marcas responde a que "antes de que se vayan a la competencia prefieren retenerlos en sus OMV. A pesar de que los ingresos generados por este tipo de clientes será menor, no tienen más remedio que conformarse con que queden dentro de la compañía . Es mejor eso a que se vayan con la competencia", aseguran fuentes del sector.

"La llegada de un nuevo operador mejorará la competencia y será beneficioso para el usuario, ya que se traducirá en el descenso de los precios por los servicios del sector", explica Massimo Cermelli, profesor de Economía de Deusto Business School.

Acuerdos con Telefónica y Orange

Euskaltel ya realiza movimientos orientados a la citada expansión al resto de España. Hace unos días alcanzó un acuerdo con Orangemediante el cual mejoró las condiciones económicas del acuerdo para utilizar su fibra.

A cambio de la rebaja en los precios, Euskaltel amplía el tiempo de contrato con Orange en dos años, hasta junio de 2024. Un contrato que le permitirá llegar con fibra óptica a la totalidad de sus hogares desplegados por todo el país. Según el operador vasco, se trata de un acuerdo que "sienta las bases marcadas en la hoja de ruta del Grupo Euskaltel para la próxima expansión nacional".

La ampliación de territorios desde la zona norte del país al resto de España se producirá presumiblemente con Virgin Mobile, marca fundada por el magnate británico Richard Branson que ya opera en mercados como Reino Unido, Colombia, Estados Unidos, Canadá, Chile, Sudáfrica, Francia, India, Australia o México.

Un crecimiento más lento

El hecho de que Euskaltel alquile la red a otros operadores para dar servicio permitirá a la compañía ofrecer precios más ajustados. "No tener red es un lastre menos. Los operadores con infraestructuras no pueden tener tarifas tan ajustadas en precio como quienes las alquilan a terceros, caso de los Operadores Móviles Virtuales. Esto hace pensar que se moverán en los precios de MásMóvil", explican desde uno de los grandes operadores de telecomunicaciones.

Así las cosas, el crecimiento de Euskaltel no debería ser tan rápido como el de MásMóvil. "La marca Virgin Mobile no es conocida en España, por no hablar de que MásMóvil creció en gran medida a través de la compra de otros operadores, como por ejemplo Yoigo o Pepephone. El hecho de que, además, sea una empresa de origen vasco puede levantar recelo en el resto de España dado el contexto político actual. Una situación paradójica que puede hacer que suceda algo parecido en Euskadi, toda vez que ha dejado de ser un operador vasco tras el incremento de la participación de la británica Zengona en su accionariado", concluyen otras fuentes.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba