Economía

César Vea, el actor arruinado por el hachazo renovable, pide amparo en Estrasburgo

El actor de ‘Isabel’ y su hermano ‘metieron’ un millón de euros en una planta solar que ha sido declarada ilegal al calor de la normativa antirrenovable del Gobierno Rajoy. El TC le ha dado la espalda y mientras prepara su denuncia en Estrasburgo se ha embarcado en el corto de denuncia ‘El camino del Sol’.

El actor riojano César Vea, conocido por películas como el ‘Laberinto del Fauno’ o ‘Torrente’ y series como ‘Isabel’ o ‘Doctor Mateo’, está arruinado (y muy cabreado), al igual que las “62.000 familias españolas” que invirtieron parte o todos sus ahorros en plantas solares fotovoltaicas al calor de las atractivas primas y ayudas que promovió el Gobierno de Zapatero desde 2007.

Después llegaron los recortes, el primero del propio Zapatero (2010-11) y posteriormente el conocido como hachazo renovable que promovió el Gobierno de Rajoy a través de su ministro de Industria, José Manuel Soria.

Vea y su hermano han vivido un verdadero calvario desde que instalaron su parque solar en El Villar de Arnedo (La Rioja), en 2010, un calvario que es extensible a esos miles y miles de pequeños ahorradores que apostaron por la energía solar y que ahora se ven reflejados en ‘El camino del Sol’.

El corto refleja a través de entrevistas el drama personal de muchos particulares y familias que han perdido sus casas y se han arruinado tras el hachazo al sector fotovoltaico

Este cortometraje de 20 minutos ha sido dirigido por el propio Vea, con el mecenazgo de la asociación de defensa de los inversores fotovoltaicos Anpier, a la que el mismo pertenece. Mitad realidad, mitad ficción, el corto, estrenado hace dos meses en Logroño, refleja a través de varias entrevistas con afectados el sufrimiento personal de muchos particulares y familias que se han arruinado por culpa de los recortes y cambios normativos infligidos al sector por los dos gobiernos.

El propio Vea representa uno de esos ejemplos. Junto a su hermano se embarcó en la aventura de invertir un millón de euros en la planta solar riojana, aportando un 20% de sus ahorros y el resto financiado por los bancos. Su planta comenzó a sufrir los primeros recortes, con efecto retroactivo, y llegó un momento que con los ingresos no alcanzaba para afrontar los pagos con los bancos.

Comenzaron los embargos de las propiedades con las que avalaron (él y su hermano) el préstamo bancario y con el asesoramiento de Anpier se lanzaron al imprevisible mundo judicial. Por tres veces, la última del Tribunal Constitucional, la Justicia española le ha dado la razón al Goliat Estado y se la ha quitado al pequeño David, encarnado en un César Vea al que sólo le queda la esperanza de que, al menos, le hagan caso en el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Vea, asesorado por el bufete especializado Holtrop, presentará en septiembre ante este Tribunal una demanda por vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva y por discriminación. Lo sangrante de su caso es que a todas las instalaciones calificadas como “menos OK” les dejaron seguir operativas con la prima, mientras que a la de Vea y su hermano se la negaron.

El actor riojano presentará en septiembre ante el Tribunal de Derechos Humanos de la UE una demanda por vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva y por discriminación

En definitiva, Su planta fue declarada ilegal y él se ha quedado sin nada; sin planta solar, sin casa y sin patrimonio privado. Una tragedia personal que han sufrido en España más de 60.000 familias, según los datos de Anpier, que en realidad son medio millón de personas de forma directa e indirecta.

El actor riojano se esfuerza estos días porque ‘El camino del Sol’ (ver corto completo) se vea no sólo en España, sino también fuera, dado que el desarrollo de las renovables está promovido y protegido por la propia Unión Europea y hay importantes fondos e inversores institucionales que también apostaron por este negocio en España y han acabado denunciando en tribunales y arbitrajes al Reino de España por los cambios regulatorios y el efecto retroactivo de los recortes de primas.

El corto-mediometraje será subtitulado en inglés y Vea ya piensa en hacer una película denuncia. Pero el futuro de Vea y sus miles y miles de compañeros de viaje fotovoltaico es negro, muy negro. La Justicia en España está dando la razón al Estado. Las normas que sustentaron el hachazo renovable, pese a no estar algunas de ellas respaldadas por memorias económicas e informes preceptivos, siguen en vigor y el Tribunal Supremo ya ha empezado a quitar la razón a los pequeños promotores fotovoltaicos (hay más de 400 denuncias presentadas en el Alto Tribunal).

Algunos de ellos han acudido a la desesperada al Comité de Peticiones del Parlamento europeo para pedir que la UE exija explicaciones al Gobierno y, en su caso, abra una investigación.

Mientras tanto, el sueño de Vea y Anpier sigue viajando por las salas de cine, teatros y centros culturales de media España.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba