Economía

Día de la liberación fiscal: hoy empiezas a trabajar para ti.Todo lo que has cobrado hasta ahora irá a pagar tus impuestos

Cada español medio dedica 180 días de su sueldo a cumplir con el Fisco.

Funcionarios de la Agencia Tributaria
Funcionarios de la Agencia Tributaria Agencia EFE

Hoy es el día de la liberación fiscal. ¿Qué significa eso? Que hoy es el día que has saldado tus cuentas con el Fisco y todo lo que cobres a partir de ahora será íntegramente para ti. Según un estudio del think tank Civismo, cada español medio dedica 180 días de su sueldo a pagar impuestos, lo que hace que hoy, 29 de junio, sea el día de liberación fiscal, dos días antes que en 2015.

Civismo calcula el día teniendo en cuenta la cantidad total de impuestos que paga un contribuyente en España con respecto al número de días que necesita para generar esa renta y hacer frente a dichos pagos. A partir de estos datos, determina cuántos días de generación de renta hacen falta para cumplir todas las obligaciones fiscales. Tiene en cuenta el IRPF, las cotizaciones sociales, el IVA, los Impuestos Especiales y otros impuestos como el de Bienes Inmuebles (IBI), el de Patrimonio, el de matriculación y otros.

Este año ese día se ha fijado en el 29 de junio para el español medio después de 180 jornadas de sueldo destinadas íntegramente a pagar impuestos. En concreto, se han dedicado 102 días a pagar las cotizaciones sociales, 37 días a cumplir con el IRPF, 25 días a abonar el IVA, 11 a contribuir por Impuestos Especiales y 5 a otros gravámenes (IBI, Patrimonio, Matriculación etcétera).

El día cambia en función de las edades de los contribuyentes

Sin embargo, no todos los españoles hacen el mismo esfuerzo para cumplir con Hacienda, hay diferencias en función de las edades y tramos de renta, lo que hace que también sea diferente el día de la liberación fiscal. Así, los empleados medios de entre 16 y 24 años dedican 151 días de sueldo a cumplir con sus obligaciones fiscales y acabaron de hacerlo el 1 de junio.

Los ocupados de 25 a 34 años acabaron con sus obligaciones el 12 de junio, es decir, dedicaron 163 días de sueldo a este cometido, mientras que los trabajadores de 35 a 44 años, se liberaron el 27 de junio, tras 178 días de esfuerzo fiscal. Para la franja de 45 a 54 años de edad, el punto de inflexión llega algo más tarde, el 1 de julio, tras 182 días de sueldo pagando impuestos. Y los mayores de 55 años celebran su día de la liberación fiscal el 5 de julio.

La rebaja fiscal hace que el día de la liberación llegue un poco antes este año

¿El día de la liberación es siempre el 29 de junio? No siempre. El día cambia en función del esfuerzo fiscal que haya que hacer en ese ejercicio. Antes de la crisis, en el año 2007, los españoles medios tuvieron que dedicar a cumplir con el Fisco 193 días. A partir de ese año, el esfuerzo fiscal cayó considerablemente hasta 2009, cuando recuperó la tendencia alcista hasta 2014. En 2015 y 2016 la cuña fiscal ha vuelto a reducirse por la rebaja de impuestos que impulsó el Gobierno.

El día de liberación fiscal tampoco es el mismo en todas las comunidades autónomas. La Rioja (27 de junio), Canarias (28), Aragón (28), Murcia (28) y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla (24 de junio) lo celebran antes. País Vasco, Asturias, Baleares, Castilla y León, Extremadura, Galicia y Madrid lo celebran el 29 de junio y Navarra (30 de junio), Comunidad Valenciana (1 de julio), Andalucía (1 de julio), Cantabria (2 de julio), Castilla-La Mancha (2) y Cataluña (3) lo celebran después.

¿Cuánto pagamos a lo largo de nuestra vida? 

Civismo calcula también el peso de los impuestos a lo largo de toda la vida y asegura que los españoles dedicamos 585.226 euros a pagar impuestos hasta que morimos. Durante la vida laboral se dedican más de 450.000 euros a cumplir con Hacienda y cuando dejamos de trabajar y nos convertimos en pensionistas, pagamos otros a 128.655 euros. En total, casi 600.000 euros a lo largo de la vida, lo que implica un esfuerzo fiscal del 39,86%.

Esto se traduce en 27 años de sueldo destinados íntegramente a pagar impuestos desde que entramos al mercado de trabajo hasta que fallecemos. Así, si una persona entra en el mercado laboral a los 16 años no alcanza su año de liberación fiscal hasta que cumple los 43, punto a partir del cual deja de entregar cada euro que gana a Hacienda y empieza a retener ese dinero para sí mismo.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba