Economía

Deoleo tira el valor de Koipe y dispara el de su marca de aceite de girasol Koipe Sol

El líder mundial en la venta de aceite de oliva ha actualizado el plan de negocio del grupo y ha contratado a PricewaterhouseCoopers para realizar una nueva valoración de sus marcas, entre ellas Koipe, Carbonell, Hojiblanca, Bertolli o Carapelli

Línea de embotellado en una fábrica de Deoleo.
Línea de embotellado en una fábrica de Deoleo. Efe.

Deoleo ha reducido drásticamente el valor de su marca Koipe, una de las más populares en España en el sector del aceite de oliva, y ha disparado el de Koipe Sol, su marca de aceite de girasol.

La compañía ha otorgado recientemente un valor de marca a Koipe de 1,8 millones de euros, desde la valoración anterior de 9,2 millones, mientras que ha dado un valor a Koipe Sol de 7,59 millones, cuando en diciembre de 2018 le había asignado un valor de un millón de euros.

A raíz de esta nueva valoración, Koipe es la marca de Deoleo de menor valor contable, por debajo de las italianas Maya y San Giorgio, cuando el año anterior era Koipe Sol la peor valorada.

Koipe nació en 1954 y estuvo presidida hasta principios de los ochenta por Juan Alcorta, el primer empresario vasco que se negó a pagar a ETA

"Koipe Sol se dirige a un público que busca practicidad y platos accesibles, a los cocineros que muchas veces se consideran 'no cocinillas'", dice Deoleo en su web. "Koipe no sólo recoge el sabor de la cocina vasca sino que representa lo mejor del norte, tanto por su gente como por su excelente y reconocida cocina, afamada por el cuidado del detalle y la búsqueda de la perfección", indica sobre la marca de aceite de oliva.

Koipe nació en 1954, en Guipúzcoa, y hasta principios de los años ochenta estuvo presidida por Juan Alcorta, el primer empresario vasco que se negó a pagar a ETA el conocido como impuesto revolucionario.

La marca pasó a manos de la galletera y arrocera SOS Cuétara entre 2001 y 2002 cuando, bajo el control de los hermanos Jesús y Jaime Salazar Bello, la compañía española lanzó una oferta sobre la empresa que entonces estaba en manos del grupo italiano Montedison. En 2014, el fondo CVC se hizo con el grupo español, que en 2008 ya había cambiado su denominación a la actual de Deoleo.

Las nuevas valoraciones de las marcas de Deoleo responden a la realización de un nuevo test de deterioro efectuado en base a la actualización de su plan de negocio a cinco años. La compañía ha contratado a PwC para realizar una valoración de sus principales mercados, centrando su intervención en las marcas, entre otros factores.

En base a ese estudio, Deoleo ha modificado las valoraciones de sus diferentes enseñas, destacando la caída asignada a la de Koipe, y también a Bertolli, que pasa de 246,7 millones a 211,49 millones de euros. La de Hojiblanca, otra de sus grandes marcas españolas, ha pasado de 16 a 14 millones.

Deoleo ha elevado el valor contable de sus marcas desde los 431,5 hasta los 442,4 millones de euros

El grupo presidido por Ignacio Silva ha elevado el valor de otras de sus grandes marcas de aceite, como la de Carapelli, de 40,1 millones a 85,7 millones de euros. También ha incrementado el de Carbonell, de 89 a 95,3 millones.

La multinacional española explica que al tener activos intangibles de vida útil indefinida y fondos de comercio, al cierre de cada ejercicio, "procede a estimar mediante el denominado Test de deterioro la posible existencia de pérdidas de valor que reduzcan el valor recuperable de dichos activos a un importe inferior al de su valor en libros".

En conjunto, tras el trabajo realizado por PwC, Deoleo ha elevado el valor contable de sus marcas desde los 431,5 hasta los 442,4 millones de euros.

Reduce pérdidas

En el pasado ejercicio Deoleo, que ha bordeado el concurso de acreedores hasta que ha logrado recientemente un acuerdo de refinanciación, logró reducir sus pérdidas un 96%, hasta los 10,6 millones. En 2018 el resultado del grupo se vio impactado por un deterioro contable de 238 millones de euros.

El Ebitda de la compañía alcanzó los 27,7 millones, un 79,5% más, y cerró el ejercicio con una posición de tesorería de 78,6 millones, frente a los 47,9 millones. El grupo logró incrementar el volumen de ventas, pero los ingresos cayeron hasta los 561,9 millones (606,5 millones en 2018).

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba