Construcción

Demanda de 300 M. de euros contra Ferrovial por el concurso de una autopista de peaje en EEUU

Los actuales propietarios de la concesionaria de la autopista SH-130, ubicada en el Estado de Texas, han iniciado un pleito contra varias empresas del grupo español, principal socio en su día de la infraestructura, al que acusa de pagos fraudulentos y ocultación de información

Rafael del Pino, presidente de Ferrovial
Rafael del Pino, presidente de Ferrovial EFE

Problemas jurídicos para Ferrovial en EEUU. El grupo español de construcción, servicios y concesiones y varias de sus filiales han sido demandados en el país norteamericano por un presunto fraude relacionado con la gestión de la autopista de peaje SH-130, situada en el Estado de Texas, cuya concesión vendió el pasado verano, tras atravesar una situación de concurso de acreedores. Los actuales propietarios de la concesión reclaman una compensación de 330 millones de dólares (cerca de 290 millones de euros al cambio actual).

En la demanda, dirigida contra 15 sociedades, entre las que se encuentra la propia matriz de Ferrovial, su constructora Ferrovial Agroman y su filial de concesiones Cintra, los actuales propietarios de la autopista acusan a la compañía de abrir al tráfico el tramo de casi 26 kilómetros de la SH-130 incluido en la concesión pese a conocer los problemas de pavimento que padecía la infraestructura y también las dificultades financieras por las que atravesaba la concesión.

La cantidad que los demandantes exigen recuperar se corresponde con los pagos que la concesionaria, de la que Ferrovial controlaba un 65%, realizó en su día a empresas del grupo entre 2011 y 2012 para que se encargaran de los trabajos para tratar de encontrar una solución a las fallas que se encontraron en el pavimento.

"La demanda acusa a varias sociedades del grupo Ferrovial de beneficiarse de esos pagos supuestamente fraudulentos conociendo que lo eran y de haber provocado que la SH-130 Concession Company los hiciera", apunta el grupo controlado por la familia Del Pino en un anexo de sus resultados del primer trimestre en el que da cuenta de la demanda.

Ocultar información

Ferrovial vendió su participación en la concesionaria en verano de 2017, después de que la sociedad hubiera superado el concurso de acreedores que había solicitado en marzo de 2016. Fuentes de la compañía se remitieron a lo consignado en el citado anexo.

La denuncia contra el grupo español se basa en que la compañía era consciente de que el asfalto de la autopista comenzaría a deteriorarse en el corto plazo a partir de su apertura al tráfico, una información que supuestamente ocultó a las entidades que habían actuado como financiadores de la concesión, es decir, los acreedores y que pasaron a ser los nuevos dueños de la concesionaria cuando Ferrovial decidió vender su participación.

De este modo, Ferrovial habría incumplido los acuerdos de financiación al no informar sobre estos extremos y, posteriormente, tomar la decisión de aprobar inversiones para mejorar el firme de la autopista, con el agravante de que los trabajos fueron llevados a cabo por empresas de su grupo.

Son precisamente las cantidades invertidas en este capítulo las que ahora reclaman los nuevos propietarios de la concesionaria. La demanda fue planteada a comienzos del pasado mes de marzo.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba