Economía

Deloitte dejará de auditar a ACS tras ser sancionada por Economía

El Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, dependiente del Ministerio de Economía, ha sancionado a Deloitte por la auditoría de las cuentas de 2011 del grupo ACS, por la comisión de dos infracciones graves. Deloitte ha ingresado 98 millones desde 2010 por auditar a la constructora

Florentino Pérez, presidente de ACS.
Florentino Pérez, presidente de ACS. Efe.

Deloitte dejará de auditar las cuentas del grupo ACS tras haber sido sancionada por Economía por la comisión de dos infracciones graves en los trabajos de auditoría del ejercicio 2011 de la constructora presidida por Florentino Pérez.

El Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), dependiente del Ministerio de Economía, ha declarado a Deloitte y al socio Javier Parada Pardo, responsables de la comisión de dos infracciones graves en relación con los trabajos de auditoría de las cuentas individuales de ACS del año 2011. El organismo ha impuesto una multa en total de 267.260 euros.

El ICAC explica que la imposición de dicha sanción "llevaría además aparejada su incompatibilidad de los auditores con respecto a las cuentas anuales de la sociedad ACS, Actividades de Construcción y Servicio, SA, correspondientes a los tres primeros ejercicios que se inicien con posterioridad a la fecha en que la sanción adquiere firmeza en vía administrativa".

En 2011 Deloitte facturó a ACS por trabajos de auditoría 11,7 millones

Deloitte ha recurrido la sanción en la Audiencia Nacional, y defiende que se trata de "defectos formales" y que espera que se resuelva de forma favorable, de acuerdo a fuentes cercanas a la consultora. Sin embargo, como explica el ICAC, si la sanción adquiere firmeza en vía administrativa, Deloitte no podría auditar las cuentas de ACS en los tres ejercicios posteriores.

De esta forma, la sanción del ICAC puede acelerar la salida de Deloitte como auditor de la constructora española. Deloitte lleva más de diez años auditando a ACS, por lo que la multinacional debería cambiar de auditor próximamente.

La reforma de la ley de Auditoría, que entró en vigor en 2014, obliga a las compañías a cambiar de auditor de cuentas cada diez años como máximo. La normativa contempla un periodo transitorio de seis años para que las grandes empresas que llevaran más de dos décadas con el mismo auditor lo cambiaran, con lo que estas compañías afectadas -el caso de ACS y Deloitte- tienen hasta 2020 para hacerlo.

98 millones desde 2010

Deloitte ha ingresado 98,3 millones de euros desde 2010 por trabajos de auditoría encargados por ACS.

De acuerdo a los informes financieros anuales presentados por el grupo presidido por Florentino Pérez, en 2017 la compañía pagó en honorarios por trabajos de auditoría 19,8 millones de euros, de los que 13,7 millones correspondieron a Deloitte.

Entre 2014 y 2016 el coste de las auditorías encargadas por ACS superaron los 20 millones de euros anuales. Esos años Deloitte ingresó por los trabajos de auditoría 12,9 millones (2016); 15,4 millones (2015); y 13,5 millones (2014).

En 2011, el ejercicio en el que el trabajo de Deloitte ha sido sancionado por el ICAC, la consultora ingresó 11,7 millones (el coste total de los honorarios de auditoría ese año fue de 23,6 millones). En 2010 facturó a ACS 4,9 millones; 13,7 millones en 2012; y 12,5 millones en 2013.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba