Déficit

Montoro confirma que España cerró 2016 con un déficit público del 4,33 %

El déficit estatal sin ayudas financieras fue del 2,52% del PIB, cuando el objetivo era del 2,2 %, y el de las comunidades autónomas, del 0,82 %, por encima del objetivo del 0,7 %.

El déficit público del conjunto de las administraciones públicas españolas cerró el año 2016 en el 4,33% del PIB, sin contar con las ayudas a la banca, y en el 4,54% contando esas ayudas financieras, por lo que se situó algo más de dos décimas por debajo de la meta de consolidación fiscal pactada con Bruselas.

El déficit del conjunto de las Administraciones públicas se reduce hasta los 48.187 millones de euros al cierre de 2016, excluyendo las ayudas financieras, lo que supone una reducción de casi un 12% respecto al año anterior. Esta cifra equivale al 4,33% del PIB y, con ella, España da cumplimiento a la Recomendación del Consejo de la Unión Europea que solicitaba reducir el déficit público hasta el 4,6% en el ejercicio 2016.

Si se incluyen las ayudas financieras, que ascienden este año a 2.389 millones de euros (0,21% del PIB), el déficit se reduce en 0,59 puntos porcentuales hasta el 4,54% del PIB en 2016. En los últimos cinco años, España ha logrado reducir a más de la mitad el déficit público, pasando del 9,3% registrado en 2011 al 4,3% del PIB en 2016.

Así lo ha anunciado el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, en la rueda de prensa para informar de los datos de la ejecución presupuestaria de 2016, en el que ha destacado que se ha cumplido el objetivo y se demuestra que la reducción del déficit público es un "instrumento poderoso" para mejorar el crecimiento económico y la generación de empleo.

Administración Central

En concreto, el déficit del Estado fue del 2,52% (2,73% con ayudas), por encima del objetivo del 2,2%. Así, la Administración Central reduce su déficit público hasta los 28.019 millones al cierre de 2016, una vez excluidas las ayudas financieras. Los Organismos de la Administración Central registran un superávit de 1.289 millones (0,12% del PIB) frente al superávit de 2.574 millones a finales de 2015 (0,24 % del PIB).

La evolución del déficit del Estado se debe a que el gasto no financiero ha descendido un 1,3%, mientras que los ingresos han caído un 0,9%. Destaca el descenso de los recursos no impositivos, que se han reducido un 5,5%, de 28.543 millones en 2015 a 26.975 millones en 2016, debido principalmente al descenso de las transferencias recibidas por el Estado de las Comunidades Autónomas y de las Corporaciones Locales, lo que ha supuesto un menor ingreso por transferencias en el Estado de 2.431 millones.

"Si no hubiéramos bajado el déficit público, no estaríamos creciendo como lo estamos haciendo"

La reducción del gasto se registra en casi todas las rúbricas; no obstante, hay que destacar el descenso de las transferencias destinadas al Servicio Público de Empleo Estatal, que han pasado de 9.998 millones en 2015 a 3.883 millones en 2016, por la menor dotación en el presupuesto del Estado de las transferencias de capital a los Organismos de la Administración Central en un 51,0%; así como la caída del 4,8% de los intereses devengados como consecuencia de la evolución de los tipos de interés.

El déficit de la Administración central está en línea con lo previsto, ha explicado el secretario de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal, porque contaba con el superávit de los ayuntamientos y porque se ha visto lastrado por operaciones de la banca. En cuanto al déficit de la Seguridad Social, según Montoro, se debe a las subidas de las pensiones, y ha avanzado que este año "los ingresos del sistema de pensiones crecerán más que los gastos".

Fondos de la Seguridad Social

Por su parte, el déficit de la Seguridad Social se situó por debajo del objetivo del 1,7% que tenía fijado, al cerrar el año en el 1,62%, al tiempo que las entidades locales, que tenían que cerrar el año con equilibrio presupuestario, lograron registrar un superávit del 0,64%. "Si no hubiéramos bajado el déficit público, no estaríamos creciendo como lo estamos haciendo. No es consecuencia, es causa", ha asegurado Montoro durante la presentación de los datos presupuestarios.

En 2016 el déficit ha aumentado en 4.946 millones, debido a la disminución de las transferencias recibidas del Estado en 6.261 millones de euros; el buen comportamiento que han tenido las prestaciones por desempleo, que se han reducido un 9,4%; y las cotizaciones sociales que han aumentado un 3,4% en 2016.

Por agentes, el Sistema de Seguridad Social registra un déficit de 20.283 millones, que en términos de PIB se sitúa en el 1,82%; y el Servicio Público de Empleo Estatal presenta un saldo positivo de 2.294 millones de euros pese al considerable descenso en 2016 de las transferencias del Estado al organismo. El Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) mejora su saldo negativo en comparación con el año anterior, al pasar de un déficit de 177 millones en 2015 a 107 millones en 2016.

Comunidades Autónomas

En la reducción del déficit han tenido mucho que ver las comunidades autónomas, que han reducido sus números rojos desde el 1,74% en 2015 hasta el 0,82% en 2016, más de la mitad. Así, han pasado de un saldo negativo de 18.687 millones de euros a un déficit de 9.155 millones de euros en 2016. 

El resultado fiscal de este subsector está influido por el incremento de los recursos autonómicos derivados de la aplicación del sistema de financiación, que aumentan más de 8.200 millones respecto a 2015. En total, 11 comunidades lograron cumplir los objetivos de déficit el pasado año, gracias a los más de 7.500 millones de euros adicionales recibidos del sistema de financiación. 

Montoro ha considerado que los nuevos recursos que se han puesto a disposición de las comunidades autónomas se "han destinado a reducir el déficit público", lo que en su opinión desmiente las acusaciones de que "no había control de las comunidades autónomas". No obstante, todavía están lejos del objetivo marcado, en el 0,7%, y seis comunidades autónomas (Cataluña, Extremadura, Murcia, Comunidad Valenciana, Cantabria y Asturias) no han alcanzando el tope fijado.

Corporaciones locales

La Administración Local registró un superávit del 0,64% por quinto año consecutivo; ascendiendo a 7.083 millones en 2016, un 39% superior al del año anterior. Los ingresos de este subsector han crecido un 1,5% frente al descenso de los gastos, que han disminuido un 1,5% explicando el buen comportamiento de este subsector en 2016.

"No se ha cumplido la previsión de ingresos porque la reducción de impuestos ha tenido más intensidad de la prevista"

Montoro ha reconocido que no se ha cumplido la previsión de ingresos "porque la reducción de impuestos ha tenido más intensidad de la inicialmente prevista" al tiempo que ha recordado que "por eso decidimos no gastar más", con el adelanto del cierre del ejercicio presupuestario y el acuerdo de no disponibilidad, que ha supuesto el ahorro de 4.675 millones de euros.

Tras haber mejorado el objetivo de déficit de 2016, el Gobierno espera cumplir también con el 3,1% de déficit para este año comprometido con Bruselas y salir del procedimiento de déficit excesivo en 2018, cuando el déficit debería situarse en el 2,2% del PIB. 

Finalmente, ha apuntado que ahora hay que "seguir en esa senda de reducción para 2017" para "garantizar que este año es el último que España va a estar en procedimiento de déficit excesivo". Asimismo, se ha mostrado convencido de que los compromisos presupuestarios adquiridos, como la subida del sueldo a los funcionarios, "tiene encaje en la prioridad de seguir reduciendo el déficit".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba