Un poco antes de lo habitual

El Gobierno trabaja para presentar el Plan Nacional de Reformas y el Programa de Estabilidad a mediados de abril

Intentará no apurar hasta el día 30 para enviar estos documentos a Bruselas y demostrar así la consistencia de su proyecto para reducir el déficit público y mantener las reformas.

El ministro de Economía, Luis de Guindos
El ministro de Economía, Luis de Guindos

El Gobierno en funciones trabaja estos días sin descanso en la actualización del Programa de Estabilidad Presupuestaria y la elaboración del Plan Nacional de Reformas que tiene que presentar a las autoridades comunitarias antes del 30 de abril, e intentará enviarlo a mediados de mes para demostrar la consistencia de su proyecto para reducir el déficit público y mantener las reformas en España.

A lo largo de la legislatura el Gobierno ha apurado siempre hasta los últimos días del mes para enviar estos documentos a Bruselas, pero este año es diferente. España lleva tres meses en funciones y el plazo para formar Gobierno se va acabando. El 2 de mayo se convocarán de nuevo elecciones generales si los partidos no son capaces de llegar a un acuerdo.

¿Por qué le puede venir bien al Gobierno actualizar cuanto antes el Programa de Estabilidad? Porque en ese documento tendrá que incluir los objetivos de déficit para los próximos tres años y esperar a que Bruselas valide su propuesta. Sería una buena oportunidad para plantear una flexibilización de las cifras actuales, tal y como demanda gran parte del mundo económico desde hace meses.

Unas cifras de déficit menos ambiciosas podrían suponer una buena oportunidad para negociar con otros partidos la formación de Gobierno

El Programa de Estabilidad vigente se extiende sólo hasta 2018 y contempla una reducción del saldo negativo de las cuentas desde el 4,2% previsto para 2015 al 2,8% este año, el 1,4% en 2017 y el 0,3% en 2018. En el programa que el Gobierno enviará a Bruselas en abril, el Gobierno tiene que incluir el objetivo de 2019 y puede ser una buena oportunidad para plantear una senda de consolidación fiscal más suave para los próximos tres años.

Casi todos los partidos y organismos coinciden en la necesidad de flexibilizar estos objetivos para dar una tregua a los ciudadanos tras años de duros ajustes. De hecho, PSOE y Ciudadanos incluyeron en su acuerdo para un Gobierno reformista y de progreso el objetivo de negociar nuevas cifras de déficit con las autoridades europeas para dejar el saldo por debajo del 3% en 2017 y lograr unas finanzas públicas saneadas al final de la legislatura.

Unas cifras de déficit menos ambiciosas que las actuales pueden suponer para al partido de Mariano Rajoy una nueva oportunidad para negociar con PSOE y Ciudadanos antes del 2 de mayo. Y si las negociaciones no llegan a buen puerto, servirán para la campaña de las elecciones del 26 de junio.

Además, el Gobierno podría actualizar también sus previsiones económicas y mejorar algunas variables gracias al efecto de la caída del precio del petróleo en la economía española. El ministro de Economía, Luis de Guindos, ya dijo el pasado mes de enero que la caída del crudo al entorno de los 30 euros por barril podría impulsar medio punto el PIB, reducir en unos 15.000 o 20.000 millones la balanza de pagos y hacer que la inflación caiga un punto más de lo previsto. De momento, el Gobierno espera que el PIB crezca un 3% este año, y un 2,9% en 2017 y 2018.

¿Sorpresas en el Plan Nacional de Reformas?

Por otro lado, también puede haber alguna sorpresa en el Plan Nacional de Reformas, un documento en el que el Gobierno repasa los cambios que ha puesto en marcha atendiendo a las recomendaciones europeas, cuantifica los efectos de las reformas, analiza los progresos para alcanzar los objetivos nacionales de la estrategia europea 2020 y explica los cambios adicionales aplicados para impulsar el crecimiento.

Quizá el Gobierno aproveche la oportunidad para marcar su línea de trabajo por si consigue el apoyo de los ciudadanos en las urnas, aunque también está pendiente el ajuste extra que pide Bruselas a España por el previsible incumplimiento de déficit en el año 2015. De hecho, Bruselas ha enviado ya varios avisos a España y le ha pedido que estreche el cerco sobre las comunidades autónomas.

PSOE y Ciudadanos han pedido a Guindos que explique en el Congreso los documentos que enviará a Bruselas

Dada la importancia de los dos documentos, PSOE y Ciudadanos han pedido que comparezca Guindos en el Congreso para explicar a los grupos parlamentarios lo que va a presentar a Bruselas, puesto que no son decisiones meramente administrativas, sino de calado político, económico y presupuestario. "Afectan al próximo Gobierno y a toda una legislatura", sostienen, según informa Europa Press.

En cualquier caso, no es la primera vez que el equipo de Mariano Rajoy pisa el acelerador para ejercer sus funciones. El año pasado adelantó la elaboración de los Presupuestos de 2016 a pesar de las críticas de los partidos para que pudieran ejecutarse con independencia del resultado de las urnas del pasado 20 de diciembre.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba